El término municipal de Blesa y sus alrededores puede parecer, desde el punto de vista de la vida animal, un lugar casi desértico.  La aparente escasez de biotopos* y la extensión de la actividad humana a todos los rincones ofrece esta inquietante sensación.

¿He dicho todos?  Quizá no.  Analizando pormenorizadamente su entorno y caminando por sus tierras podremos observar que existe un hábitat, restringido y degradado que no es más que un pequeño remedo del pasado lejano, pero en el que las especies que han sobrevivido han alcanzado un equilibrio con los recursos disponibles.  Es, naturalmente, la única forma de vivir en este planeta.


Biotopos de Blesa

Blesa y sus tierras, se encuentran a una altura de entre 700 y 1000 m y goza, o sufre, de un clima mediterráneo continental, escaso en precipitaciones.

La fauna de Blesa corresponde con la que se puede encontrar en el bosque mediterráneo, si bien, la ausencia de este tipo de bosque y la cercanía de regiones esteparias hace que podamos ver especies típicas de ambos entornos y echemos en falta a otras.  La mayor variedad y concentración de especies la encontraremos en el entorno fluvial y áreas más apartadas de la actividad humana.

También es destacable el hábitat que representan los hogares de los humanos, sus bodegas y corrales, que con sus climas estables, se convierten en la morada más o menos permanente de pequeños animales y sus depredadores.

A continuación vemos una relación de los animales más representativos de nuestras inmediaciones.



Nuestra fauna

Anfibios

Rana común
Son pocos los lugares de nuestro término donde pueden vivir estos huidizos animales, que necesitan humedad para vivir y reproducirse.  Casi todas las balsas, manantiales, acequias, abrevaderos y charcos semipermanentes del río alojan una comunidad de ranitas y renacuajos, a los que podremos ver en verano tomando el sol cerca del agua y croando cuando no se sienten observados.

La rana común o verde tiene unos 6 cm de longitud; los machos son generalmente de mayor tamaño que las hembras. Las patas posteriores son muy potentes, las anteriores son gruesas y con los dedos libres.

Se alimentan de insectos, lombrices, peces pequeños, ranitas, y pequeños roedores  Son activas por la noche y pueden alejarse del agua.

Suelen poner entre 800 y 10.000 huevos, generalmente en charcas; los renacuajos comienzan su metamorfosis a finales del verano y la continúan en otoño; alcanzan la madurez sexual a los 4 años.







Sapo
Sapo de Blesa
FJLA

Sapo
A los sapos los podemos encontrar incluso lejos de cursos de agua, invernando en lugares húmedos, enterrados en arena, o bajo rocas o troncos.  La hembra es mayor que el macho.  Es nocturno y se alimenta de insectos, gusanos y moluscos, por lo que es beneficioso para la agricultura.  Son muy resistentes al frío y a la desecación; hibernan a finales de otoño y en primavera salen para reproducirse en el medio acuático.

En Blesa se pueden encontrar con facilidad, al menos, el sapo común y el sapo corredor. Este último se distingue del primero por una línea dorsal de color claro.

Sapo corredor (atento a su línea dorsal clara)
Sapo corredor. Atentos a su línea dorsal de color claro. Foto FJLA 2005.
AVES

Los jilgueros o cardelinas (Carduelis carduelis), pardillos (Carduelis cannabina), verdecillos o gafarrones (Serinus serinus), verderones (Carduelis chloris) y pinzones (Fringilla coelebs) son aves que frecuentan nuestro entorno.

Los gorriones son otros de los reyes del entorno natural, ya que se han adaptado muy bien a la presencia humana, sus humos, cosechas y han sobrevivido a la caza de la que fueron parte.

El avión perteneciente a la misma familia que la golondrina y el vencejo, de color negro azulado menos por el vientre, que lo tiene blanco.

Los carboneros también pueden verse en invierno.  Se alimentan de pequeños insectos y arañas, destruyendo los escondrijos donde viven a picotazos, y también comen semillas, piñones o bellotas.




Jilguero
Jilguero.
E.I.C.

Golondrinas
Las golondrinas son una de las aves migratorias de largas distancias más conocidas.  Son de tamaño medio, con la cola ahorquillada, las alas puntiagudas y el pico bastante pequeño, al igual que las patas. El plumaje suele presentar tonos oscuros, más claros en las partes inferiores. 

Son muy característicos sus nidos construidos con barro bajo los aleros de tejados y abrigos naturales. Pueden confundirse con los aviones comunes. Por lo general el avión hace sus nidos en el exterior, mientras la golondrina prefiere el interior de casas, graneros, etc.

Sabías que...
Las fechas de llegada a los lugares de cría están asociadas de modo directo a la climatología; y siguen la isoterma de 10º C, porque hay gran cantidad de insectos que les sirven de alimento.



Golondrinas
¿Golondrina o avión común?
foto F.J.L.A.

Sisón Común

Por las noticias de noviembre de 2007 nos enteramos de la presencia de esta bella ave en nuestro término. El titular "Medio Ambiente realiza el primer censo y marcaje de sisón común en Aragón", incluía las tierras de Muniesa y Blesa entre donde se hallaban entonces núcleos muy residuales de estas aves.

http://www.aragondigital.es/asp/noticia.asp?notid=39072

Perdiz
Bajo esta denominación se agrupa a muchas especies galliformes de caza que son robustas, de tamaño medio, pueden medir alrededor de 30 cm de largo y pesan 0,5 kg. De pico y cola corta, su plumaje es por lo general pardo pero varía con las especies.
Muchas especies se adaptan a los cultivos, sobre todo la perdiz pardilla y la turca, comunes en granjas de gran parte de Europa e introducidas en Norteamérica.

Sabías que...
Vuelo y comportamiento gregario
Viven en pequeños grupos o bandadas formadas por la familia natural, que permanecen reunidos hasta la época de reproducción; caminan con el cuello hundido pero si algo las intranquiliza lo alargan para poder vigilar mejor, al tiempo que corren para buscar un escondite. Si se les asusta corren más que vuelan, pero pueden hacer cortos vuelos para salvar setos; las perdices pardillas huyen todas juntas en bandada, y las perdices rojas que son más inquietas corren en desbandada.

Alimentación
Son principalmente vegetarianas, se alimentan con semillas, tallos tiernos, raíces, frutas caídas al suelo y, a veces, nabos y remolachas; lo complementan con algunos insectos, como hormigas y sus ninfas. Comen a primera hora de la mañana y al atardecer, estando el resto del día inactivas.

Nidada y cría
Construyen su nido bajo los matorrales o entre la hierba, que consiste en un agujero arañado en el suelo y cubierto de hierba y hojas secas. La hembra pone de 8 a 23 huevos en abril o mayo, con un intervalo de 24 a 36 horas, que unas especies cubren y otras no, mientras dura la puesta. No comienza la incubación hasta que la nidada está completa, por lo que todos los polluelos salen a la vez transcurridos entre 23 y 25 días. Las crías empiezan a moverse a los 10 días y a los 16 ya vuelan.




Perdiz
Sala Longinos Navas (Zaragoza)
Foto F.J.L.A.  

Abubilla (Upupa epops)
Esta ave de unos 30 cm de largo, tiene plumaje castaño-anaranjado en la cabeza, cuello, pecho y vientre, y de color blanco y negro en las alas y en la cola; tonalidades que se distinguen fácilmente durante su vuelo, típicamente ondulado. Posee una cresta muy característica en la cabeza, también de color castaño-anaranjado y con las puntas negras, que puede plegar y desplegar.

Tiene un pico largo, curvado y negro, ideal para buscar en grietas y agujeros los insectos, gusanos y pequeños animales, como lagartijas, de que se alimentan.

Sabías que...
Las abubillas son migradoras y gustan de la sequedad y del calor estival. Llegan a España entre febrero y marzo, y se marchan entre finales de julio y octubre. Las abubillas españolas pasan el invierno en África, al sur del Sáhara; existe, por el contrario, un importante número de abubillas europeas, estimado entre varios millares o varias decenas de miles de individuos, que invernan en Extremadura, el sur de España y el litoral mediterráneo.

A pesar de su fama de oler mal, no es el ave la que huele, sino que es el nido lo que huele fatal, porque al contrario que otros pájaros defecan dentro de su nido.



Abubilla con la cresta levantada
Abubilla.
Sala Longinos Navas (Zaragoza)
Foto F.J.L.A.  

Pico picapinos
El Dendrocopos mayor es un ave trepadora de mediano tamaño (unos 23 cm), cuyo pico es tan fuerte, que le permite romper la corteza de los árboles por donde andan las larvas de insectos de las que se alimenta, además de utilizar la corteza para sujetar los piñones y avellanas.  Se extiende por toda Europa.  En invierno recorre los alrededores del lugar de incubación, siendo posible oírlo picar las cortezas y también verlo, gracias a su gran tamaño (similar a una paloma), sus vivos y hermosos colores, y la ausencia de hojas en las arboledas de los ríos.

Anida en huecos realizados en los troncos, acondicionados con virutas de madera.  En el nido cuidará la pareja entre 4 y 8 huevos que eclosionan a los 13 o 14 días.



Pico picapinos
G.d.C.

Córvidos
Forman parte de esta familia las urracas, cornejas y grajas.

La grajilla es una rapaz que pasa parte de su tiempo cerca de los campanarios de las iglesias y que tiene la costumbre de robar objetos brillantes.  Tiene plumaje negro con tonos azulados en la espalda y la cabeza, la nuca gris y los ojos azules; el pico es negro, corto y fuerte y las patas negras.

Es gregaria, vive en bandadas y puede unirse a sus parientes, las grajas; vuela con rápidos aleteos, a veces con rumbo errático. Es un animal omnívoro que come insectos, larvas, pequeños vertebrados, semillas y frutas. Su alimentación depende de las zonas en las que vive.


Buitre (Gyps fulvus)
Es la mayor ave de nuestro entorno (con permiso de alguna pareja de águilas que anidan en los límites del término de Blesa), y es bastante abundante.  En nuestro término municipal no hay grandes acantilados donde anidar, pero sí en los vecinos, como Alacón o Huesa, y en general en la cuenca del río Martín, donde hay comunidades que nos visitan frecuentemente. En Blesa o Plou los podemos encontrar haciendo noche en las crestas calcáreas de lomas relativamente altas y apartadas del tránsito humano.
Son animales necrófagos, una res muerta atrae a enormes bandadas de buitres.

Sabías que...
Alimentación
Como pueden tener dificultad para romper la piel de los cadáveres, a veces tienen que esperar a que se descomponga. Tienen la lengua rasposa, lo que les sirve para que no se les escape la carne, introducen la cabeza y el cuello por todas las interioridades del cadáver y al no tener plumas no tienen que asearlas. Mantienen un orden al acercarse a comer y los animales jóvenes son siempre los últimos. También pueden capturar pequeños roedores o crías de flamenco y hay especies que suelen comer moluscos y pececillos que encuentran en aguas poco profundas.

Nidos
Construyen nidos o aprovechan grietas entre las rocas, los nidos son en forma de copa, están hechos de palos y ramas y revestidos de hierba, hojas y trozos de piel, ponen un huevo, aunque las especies de menor tamaño pueden poner dos, la incubación dura de 46 a 53 días dependiendo del tamaño y corre a cargo de la hembra, el macho alimenta a la hembra durante la incubación. Cuando sale la cría son los dos miembros de la pareja los que la alimentan regurgitando el alimento, a los cuatro meses y medio abandona el nido.

Vuelo
La pesadez de su cuerpo hace que, para iniciar su vuelo, utilicen las corrientes de aire caliente que se levantan del suelo, esa masa de aire caliente asciende con tanto empuje que el buitre que vuele en círculo en su interior se eleva también con ella, por eso por la mañana hasta que no se ha calentado el terreno lo suficiente no remonta el vuelo.
Su número ha decrecido bastante, aunque se está recuperando e incluso desde España se están exportando a otras zonas de Europa.

Por informes preliminares de un proyecto de parque de aerogeneradores en la zona del bosque de pinos de repolación del norte del término (por Cañaseca), próximo a Moyuela sabemos que allí debe haber: Poblaciones de alondra ricotí (Chersophylus duponti). Además, presencia de alimoche, sisón, ganga ortega, águila real y buitre leonado. De las especies citadas, alondra ricotí está catalogada como “sensible a la alteración de su hábitat”, mientras que alimoche, sisón y ganga ortega se encuentran catalogadas como “vulnerables” en el Catálogo de Especies Amenazadas de Aragón. [Fuente: BOA 25/5/2012]


Buitre
Buitre. Foto FJLA

De la familia de los buitres podemos ver también preciosos alimoches.

Por informes preliminares de un proyecto de parque de aerogeneradores en la zona del bosque de pinos de repolación del norte del término (por Cañaseca), próximo a Moyuela sabemos que allí debe haber: Poblaciones de alondra ricotí (Chersophylus duponti). Además, presencia de alimoche, sisón, ganga ortega, águila real y buitre leonado. De las especies citadas, alondra ricotí está catalogada como “sensible a la alteración de su hábitat”, mientras que alimoche, sisón y ganga ortega se encuentran catalogadas como “vulnerables” en el Catálogo de Especies Amenazadas de Aragón. [Fuente: BOA 25/5/2012]


Alimoche. Foto Alicia Cirujeda
Alimoche. Foto A.Cirujeda

MOLUSCOS

Varios moluscos viven en nuestros montes y huertos.  El caracol común y los caracoles listados son bastante abundantes.  La caracola blanca (clausilia) se encuentra incluso en los montes de escasa vegetación.

También podemos encontrarnos con diversas babosas.


LAGARTOS

Al lagarto ocelado, también conocido como fardacho, podemos sorprenderlo tomando el sol durante el verano, pero no podremos disfrutar de la visión de esta preciosidad si percibe nuestra presencia.

Su más efectiva defensa es el camuflaje, para lo que tiene dibujos y coloridos adaptados a su hábitat.  En caso de confrontamiento directo puede hacer gala de su agilidad, su rapidez y la perdida voluntaria de la cola en uno o varios trozos; la cola desprendida se mueve convulsivamente durante unos minutos lo que distrae al predador y da la oportunidad de huir al lagarto. La perdida de la cola tiene sus inconvenientes, pues en ella almacenan la grasa necesaria para los momentos de escasez de alimentos, y en la hembra esta grasa es muy importante en la producción del vitelo de los huevos, por lo que esos huevos sobreviven peor si ha perdido la cola.





Lagarto ocelado
E.I.C.

SALAMANQUESA

La salamanquesa es también un reptil. Relativamente común, de la familia de los gecko (gecos). La variedad que hallamos en en Blesa es la Salamanquesa Común. Son completamente inofensivos, son insectívoros y muy beneficiosos. Tienen cuerpo ancho y comprimido, piel tuberculosa de color oscuro y sus supercuriosos dedos son capaces para adherirse a toda clase de superficies. En los documentales se les ve subir por cristales lisos y los estudian para imitar esa maravilla natural.

En la Península Ibérica se encuentran dos especies: la salamanquesa común (Tarentola mauritanica) y la salamanquesa rosada (Hemidactylus turcicus). Aunque en las enciclopedias dicen que la salamanquesa común llega a medir unos 15 cm incluyendo la cola, en Blesa nunca las he visto tan grandes, siendo en general de entre 4 y 10 cm.


Salamanquesa blesina.
Foto F.J.L.A.
Febrero 2007
SERPIENTES Y CULEBRAS

Existen varios tipos de serpientes y culebras, aunque no son abundantes.  Aparte de las inofensivas culebras de agua (Natrix aura), me han hablado de la presencia de víboras (áspid supongo) en nuestros montes.
En el monte, más que serpientes, he visto sus mudas de piel, algunas de las cuales pasan del metro de longitud.




Víbora aspid
Víbora
E.I.C.

ARAÑAS

En Blesa podemos encontrar varias especies de estos arácnidos, uno de los más eficaces insecticidas, barato y no contaminante. Hay ejemplares pequeños y medianos, de diseños entre pardos y extraordinariamente coloridos. Son auténticos animales de diseño que es un placer fotografiar.


Araña de las paredes
Está adaptada al ámbito doméstico.  Puebla los rincones con sus telas horizontales, para atrapar presas que vuelen o se arrastren.  Tienen un cuerpo muy pequeño en relación con sus enormes y finas patas.


Araña de jardín
Deben existir varias especies que construyen sus telas verticalmente y de forma circular, entre árboles, matorrales o las paredes de canales y acequias.  El color es variable: las hay pardas, poco llamativas y también de vivos colores, amarillentas y de tamaños respetables (más de 3 cm).  Los adultos suelen aparecer de agosto a octubre y las crías eclosionan en la primavera siguiente.

No las vemos todos los años pero no es raro encontrar algún gran ejemplar de araña argiope, de abdobmen colorista con sus bandas que son un aviso.


Tarántula
La Lycosa tarentula es una araña grande, venenosa, a cuya picadura se atribuían antes raros efectos nerviosos, pero sólo produce una inflamación muy dolorosa.
Se encuentra en el sur de Europa y Asia menor, viviendo en túneles subterráneos que ella misma excava. Es de color gris pardo y tiene trazos oblicuos negros, enmarcados en rojo, en el abdomen. Los pequeños recién nacidos se quedan con la madre unos días.


Segestria senoculata
Prepara sus telas en forma de un tubo horizontal del que salen cabos en forma de embudo.  La araña vive en el interior del tubo pendiente de las vibraciones de su tela.




Araña
Dos arañas de jardín
Fotos F.J.L.A.

INSECTOS

La relación de insectos podría ser interminable.

Podemos encontrar varios tipos de saltamontes y grillos.  Los saltamontes son herbívoros, de ojos prominentes, disponen de alas y robustas patas traseras, con las que pueden dar grandes saltos. Existen varias especies de diversos tamaños y colores.  Son característicos de nuestras noches los sonidos zumbantes que producen frotando los dientecillos de las patas posteriores contra una vena endurecida que poseen en las alas delanteras.

Entre los insectos predadores podemos ver a las gráciles libélulas y mantis religiosas.


Mantis
Las mantis son de color variable desde el verde al pardo y habita en zonas herbáceas y arbustivas.
El macho es más débil y más pequeño que la hembra, mide entre 40 y 60 mm mientras que aquella alcanza los 75 mm Se alimentan de insectos, generalmente saltamontes y langostas.

Sabías que...
El individuo adulto puede verse desde finales del verano hasta el otoño. Ponen los huevos en ootecas (cápsula dura o quitinosa en la que guardan los huevos ciertos moluscos e insectos) espumosas de forma muy característica de tamaño entre 1 y 3 cm.  Los huevos eclosionan al final de la primavera y del verano. Las larvas son más activas que el adulto y al igual que éste depredadoras; tienen alas cortas y rudimentarias y el abdomen elevado.



Mantis religiosa perfectamente camuflada en los cardos
Mantis religiosa
FJLA

Avispas
Podemos encontrar en Blesa avispas solitarias o gregarias.  Ocasionalmente podemos descubrir los avisperos de papel que realizan a base de masticar la pulpa de madera.  También tenemos especies areneras que construyen sus nidos haciendo agujeros en los suelos de tierra blanda, y que bloquean con piedrecitas cuando se ausentan.

También hallamos en Blesa distintas variantes de avispas alfareras, por las curiosas celdas de cría en forma de cantarito con boca, como la que vemos en la fotografía de la derecha.
Son beneficiosas porque se alimentan de insectos, aunque también estropean la fruta.


Abejas
Casi todas las abejas de nuestro término deben vivir en colmenas prefabricadas que los apicultores locales sitúan estratégicamente.
Las abejas son los polinizadores más importantes de los climas templados; recogen tanto polen como néctar y han desarrollado para ello interesantes adaptaciones morfológicas y etológicas. Cumplen una función tan imprescindible que se puede decir que la evolución de las flores ha estado siempre unida a la evolución de los insectos.

Sabías que...
Colmena
Las colonias silvestres suelen construir sus nidos en troncos huecos y otros lugares protegidos. El nido está formado por varios panales de cera suspendidos verticalmente, sin cubiertas protectoras, consistiendo cada panal en numerosas celdillas hexagonales donde cuidan a las crías y almacenan la miel y el polen. La cera es segregada por las obreras gracias a unas glándulas especiales situadas en el abdomen.

Cría
La reina pone los huevos en las celdas vacías, que son más grandes si están destinadas a las futuras reinas.  Las celdas de los machos son más anchas que las de las obreras. Cuando la abeja reina ya es vieja, y cuando la colonia está superpoblada, las obreras agrandan ciertas celdas del panal y se disponen a criar a las nuevas reinas, alimentando de forma especial a las larvas jóvenes que se encontraban en esas celdas. La primera de las jóvenes reinas mata a las que todavía no han eclosionado; en ese momento la vieja reina abandona la colmena acompañada de la mitad de las obreras para fundar un nuevo enjambre y una nueva colonia.


Extraña avispa roja
F.J.L.A.


Celda de cría de una avispa alfarera.
F.J.L.A.

MAMÍFEROS

Murciélago
Es el único mamífero que vuela realmente y tiene el cuerpo adaptado para ello.  Es un animal nocturno, de pequeño tamaño, y generalmente, descansa colgado de las patas traseras.

En Blesa los encontramos en muchos molinos inhabitados.

Este grupo de animales está compuesto por unas 850 especies, algunas de las cuales se alimentan de frutas y flores, mientras que otras son insectívoras.

Sabías que...
Sus alas están formadas por una membrana que se ha formado entre sus dedos de las manos, menos el pulgar que es corto y termina en una garra.  Como se distingue en la fotografía sus dedos son larguísimos, y el antebrazo, también es muy largo.  El pulgar junto con las patas traseras le sirven para trepar.





Murciélago. foto FJLA
Murciélago.
F.J.L.A.

Zorro (Vulpes vulpes)
Seguramente se trata del único depredador de cierto porte que queda en nuestro término.  Yo los he sorprendido alguna vez en mis excursiones y se han limitado a mirarme y marcharse con una fingida indiferencia.

Este cánido resulta útil para nuestro ecosistema como control de superpoblación de otros animales.

Su llamativa cola de 40 cm frente al resto del cuerpo de este animal, de unos 60 cm, le ha valido el nombre de "raboso".  Son de tamaño más bien pequeño, oscilando los machos entre los cuatro y nueve kilos.

Sabías que...
Entran en celo entre enero y febrero y tienen camadas de entre dos y cinco zorreznos en marzo y abril.  Mientras la hembra cuida de los pequeños en la madriguera, es alimentada por el macho u otros individuos adultos.  Los jóvenes zorros se independizan muy pronto (sobre julio), y se marchan del hogar en busca de territorios propios.  La mayoría de los zorros muere en su primer año de vida.



Zorro
E.I.C

Fuina o garduña

La fuina (Martes foina), nombre aragonés que deriva del latín, tiene un cuerpo alargado de entre 40 y 50 cm, con una cola de entre 22 y 28, muy peluda, que utiliza como balancín. La distingue una mancha blanca del cuello, y tiene cara en forma de cuña. Su color, como vemos en la fotografía tomada en un paraje blesino, es pardo oscuro tirando a negro, y el borde de las orejas es blancuzco. El pecho es blanco. Pertenece a la familia de los Mustélidos.

Habita en los bosques, aunque se adapta a zonas rocosas o cerca de viviendas humanas.

Su alimentación de carnívora, con leve tendencia omnívora, consistiendo en topillos, ratones, pájaros, insectos y completa su dieta con moras y otros frutos. En su dieta predominan preferentemente los insectos, y entre los más consumidos se encuentran los saltamontes, y las avispas.

El periodo de gestación de 8 a 9 meses con una camada muy corta de 2 a 4 crías.

Para saber más: Fauna, Tomo V, pág. 189-193. También Enciclopedia Universal de Micronet.

La jineta

La jineta (Genetta genetta), mide hasta 1 m de largo, y corresponde casi la mitad a la cola. Su piel es suave y está moteada en pardo sobre fondo claro; la cola tiene bandas alternas de tonos claros y oscuros; algunas especies, como la común, tienen una cresta de largos pelos en el dorso que se erizan cuando el animal se excita.

Sabías que...
Parentesco
El conjunto de especies que, con las mangostas y civetas, forman la familia de los vivérridos, que parecen por su aspecto un cruzamiento entre los gatos (félidos) y las comadrejas (mustélidos), son veloces como los gatos y curiosas como las mangostas.

Hábitos
Vive sola, como mucho formando parejas, en terreno cubierto de maleza y árboles; duerme de día entre las ramas y por las noches caza. Se desliza con rapidez y movimientos serpentinos, llevando el cuerpo bajo y la cola rígida y horizontal. Es muy silenciosa, pero cuando se alarma o está a punto de atacar emite un fuerte ronroneo, además, eriza los pelos de la cresta y ahueca los de la cola, como la mangosta.

Alimentación
Caza al acecho, como el gato, abatiendo a la presa de un centelleante zarpazo. Es carnívora y sus dientes caninos, aunque pequeños, son afilados como agujas. Alimenta su ágil cuerpo con pequeños roedores, aves e insectos, como escarabajos y mariposas nocturnas. También come cierta cantidad de hierba con regularidad.


 


Garduña o Fuina
Fuina (Martes foina) o garduña. Atención al punto blanco en el cuello.
Foto: F.J.L.A. 2003

Tajudo o Tejón
El tejón es un mamífero carnívoro de la familia de los Mustélidos, como las comadrejas, de tamaño medio (unos 90 cm las especies mayores) y estructura robusta.  Su visión es pobre, pero el olfato esta bien desarrollado.

El tejón europeo o tejón eurasiático o tejón común (Meles meles), tiene la cabeza y las puntas de las orejas blancas con dos bandas negras que van desde detrás de las orejas hasta el hocico.  Sus largos y ásperos pelos se pueden erizar en caso de peligro.  El hocico es ahusado y muy móvil, pues lo emplean para la búsqueda de alimento.

En la base de la cola tienen las glándulas de almizcle, que despiden un intenso y peculiar olor, y que el tejón sólo utiliza cuando está excitado, en los momentos de luchas o juegos.

Sabías que...
Hábitos
Es un mamífero normalmente nocturno, pero el europeo en zonas tranquilas está activo también durante el día. Excavan complicadas madrigueras con sus garras no-retráctiles. Viven en clanes con una docena o más de individuos.

Alimentación
Salen de sus madrigueras en las noches largas y oscuras, una hora después de la puesta del sol; siguen siempre sus mismas huellas para buscar comida. Aunque pertenecen al orden de los carnívoros su alimentación es muy variada, puede basarse en ratones, topillos, topos, ranas, caracoles, escarabajos, manzanas caídas, bulbos, bellotas e incluso prueba los hongos; en numerosas zonas su alimentación está basada en las lombrices de tierra.


Liebres y conejos
En los claros del monte, al abrigo de cualquier piedra o mata puede haber una liebre (Lepus capensis), que ocasionalmente "levantamos" involuntariamente en nuestros paseos. Tienen gran importancia en el sostenimiento de la cadena alimentaria, ya que dada su gran feracidad pueden mantener a depredadores, que también lo son de otras especies que controlan a distintas plagas de cultivos y frutales.

Las enfermedades víricas como la mixomatosis o la neumonía hemorrágica han diezmado a la población de conejos (Oryctolagus cuniculus).


Erizo
El noctámbulo erizo (Erinaceus europaeus), lento y confiado en sus espinas, caza de noche pequeñas culebras, insectos y caracoles.  En confianza, yo sólo los he visto muertos, en campos o carreteras.

Sabías que...
Hábitos
Cuando se ve perseguido se contrae formando una bola espinosa.  Sus espinas (unas 5000 en un adulto) tienen unos dos centímetros de longitud y lo rodean desde la cabeza a la cola y por sus costados.  En realidad, se trata de pelos modificados, como se ve en los flancos, donde hay espinas delgadas y pelos gruesos y rígidos.

Alimentación
Come gran variedad de presas: lombrices de tierra, babosas, caracoles, gusanos, y también frutas y semillas, o aprovecha los restos de cualquier animal que encuentre muerto, los huevos y las crías de los nidos de los pájaros.

Cría
Si la comida abunda, se reproducen dos veces al año, de mayo a septiembre. La gestación dura alrededor de 40 días y nacen de 4 a 7 crías.  Las crías crecen rápidamente. A los 14 días les empieza a salir el pelo y abren los ojos; a los 21 días les han salido los dientes y al mes ya han salido otras dos capas de púas y empiezan a hacer cortos desplazamientos. El destete ocurre a las 6 ó 7 semanas, tras lo cual abandonan el nido o son expulsados por la madre.



Erizo
Erizo.
Foto F.J.L.A.

OTROS ANIMALES

La relación anterior es muy limitada y nunca podrán estar todos los que son, a no ser que se dedicara todo un libro a la fauna del lugar.  Esa labor la han realizado mucho mejor de lo pueda hacerla yo cualquiera de los especialistas que escribieron los libros que cito en la bibliografía.

Termino citando algunos los grupos de invertebrados que podemos encontrar, en cualquier sitio algunos, con un poco de paciencia otros.  Para distinguir las especies de muchos de ellos hay que ser un experto y tener al animal poco menos que muerto bajo una lupa, extremo al que no voy a llegar:

  • Entre los voladores podemos ver: diversas moscas y mosquitos, avispas, abejorros.  Hay decenas de mariposas, polillas y sus respectivas orugas.

  • A nivel de suelo podremos encontrar varios ciempiés (escolopendras), o milpiés como el cardador (Julus Terrestris), ese inofensivo tubito grisáceo de unos 4 cm que se enrolla sobre sí en caso de peligro.  Otros tan comunes como estos últimos son el lepisma, tijeretas, cochinillas, la universal hormiga negra, o el zapatero (Gerris lacustris), habitante de aguas tranquilas sobre las que vive y caza insectos.  Hay chinches como el vistoso Pirrocoris (Pyrrhocoris apterus) negro y rojo, fáciles de identificar.

  • Las especies de escarabajos se cuentan por decenas.  Son fáciles de identificar el escarabajo de la patata (Leptinotarsa decemlineata), por sus élitros de negro y amarillo, y la mariquita de siete puntos (Coccinella septempunctata).  También he podido ver algunos gorgojos.

Entre los animales vertebrados quedan por nombrar sobre todo:
  • Diferentes pájaros, a los que sólo se descubre por su canto.

  • Pequeños mamíferos como el ratón de campo (Apodemus sylvaticus) que es el más frecuente.  Es difícil verlo en la naturaleza, salvo que se interne en los hogares humanos, en busca de comida.

  • Distintos grupos de ofidios y lagartos.

  • También viven jabalís, que de hecho son cazados en fechas concretas en batidas por los socios de coto de caza.




Jabalís .
Foto F.J.L.A.

Seres que nos dejaron

Un aspecto bastante deprimente de Blesa reside en la desaparición del biotopo que representaba el río Aguasvivas.  Nuestro río transcurre en buena porción de su recorrido entre calizas jurásicas, donde pierde por filtración parte de su caudal superficial, lo que unido al canal que desvía el agua del río desde unos kilómetros aguas arriba del pueblo, provoca que el cauce permanezca seco la mayor parte del año.  Se destruyó el hábitat de la fauna y flora.  Las extemporáneas riadas, casi siempre torrenciales, tienen efectos más destructores que reparadores.

La presencia humana y sus actuaciones, añadido al gradual cambio del clima, afectó y afecta a los seres que viven en estas tierras.  No podemos olvidar que hace algunas décadas se consideraba dañino cualquier ser vivo que amenazara la precaria cosecha o al ganado.  Y en ese contexto un árbol da fruto o da leña, y un animal es provechoso o es causa de perjuicio.  A pesar de todo, no podemos juzgar a nuestros antepasados con nuestros novedosos ideales ecologistas (a veces tan hipócritamente aplicados) y nuestros estómagos llenos.

Estos son algunos de los seres que nos dejaron:

  • El cangrejo de río (el autóctono desapareció por la competencia de un cangrejo intruso americano), y finalmente todos junto con el propio río Aguasvivas.

  • El barbo (también era exigente en cuanto a la cantidad de agua del río).

  • El lobo (sin comentarios).  Incluso se premiaba su caza a tanto el lobo adulto y la quinta parte por un lobezno.  En el siglo XX nadie recuerda haberlos visto en nuestros alrededores.

Posiblemente las personas mayores recuerden otros animales que antes podían verse con asiduidad en los campos o en el río, y que se trasladaron a otros lugares por la presión humana o la desaparición progresiva de su hábitat o su alimento.



Cancrejo de río autóctono
Cangrejo de río
N.A.  José L. Sasot

F. J. L. A.
Febrero de 1999

Vocabulario

Biotopo o hábitat: Es un área geográfica, junto con las condiciones ambientales que en dicha área se dan.  Un hábitat permite el desarrollo de ciertas especies animales y vegetales, es decir, el desarrollo de una biocenosis. El conjunto formado por biotopo y biocenosis forman los elementos esenciales del ecosistema.


Bibliografía

- Francisco Hernández Fernández, "El bosque Mediterráneo", inscrito en la obra Naturaleza de Aragón, "Su fauna y su flora", de varios autores. [N.A]*
- Enciclopedia Universal Multimedia, de Micronet, 1998.
- Enciclopedia Salvat de la Fauna. Félix Rodríguez de la Fuente, coord. Tomo 5, 1971.
- Enciclopedia Interactiva de Consulta, de Lectus Vergara, en CDROM.  [E.I.C]*
- Jan Toman, Jirí Felix, "Guía de Campo", Susaeta ediciones, 1993 [G.d.C.].
- Lee Durrel, "Guía del Naturalista", H. Blume ediciones, 1982.
- BOA 24/5/2012.


- Última actualización

(*) Las siglas entre corchetes identifican el origen de las fotografías.

Blesa, un lugar en el mundo
Elaborado: 1999. Última modificación 20/7/2012