Excursiones

De Blesa a la sierra de Arcos


ITINERARIO:

Blesa - La Hoya, Muniesa, antigua vía del tren de Utrillas, Valdemortero - Vértice "Servial".

DIFICULTAD:

Fácil.  Siempre por buena pista, y al final un camino de monte.

DISTANCIA:

Ida 22,6, vuelta 22,6 Km.

MEDIO:

Bicicleta de montaña o senderista.

HORARIO:

Ida 1h 30'. Vuelta 1 h. aprox.

DESNIVEL:

180 m

CARTOGRAFÍA:

Servicio Geográfico del Ejército  E: 1:50.000, Hojas de Moyuela 27-18 (466),  Muniesa 28-18 (467)


En las cercanías de Blesa (Teruel) hallamos áreas de bosques relativamente agrestes en la sierra de los Arcos. Una forma de llegar a ella desde Blesa es seguir la excursión que proponemos en que, de forma muy gradual, llegaremos a uno de los puntos destacados (uno de los vértices geodésicos) del oeste de esta sierra, en el límite de Muniesa, Ariño y Lécera. Desde él se pueden disfrutar vistas estupendas que dominan vastas extensiones del Este de Aragón, y porque no... inspirar el olor de los árboles y continuar la excursión por otros derroteros. Recomendable llevar prismáticos.


Saliendo de Blesa a Muniesa

Tomando la plaza Vieja de Blesa (Teruel) como el Km. 0 de nuestra excursión, salimos por la calle Baja, hacia el barranco. Cruzaremos el río Aguasvivaspor el puente Nuevo, para tomar el camino que parte junto a la margen derecha. (Ignorar camino a la derecha que asciende por detrás de San Jorge). Al poco, un corto tramo asciende hasta una altiplanicie conocida como la Hoya. En cuanto entra en ella el camino se divide en dos y tomamos el de la derecha. Sin pérdida llegamos a un collado, junto a un corral (Km. 2,58) donde parten tres caminos. Tomando el central, dejando el corral a la derecha, sobrepasará pronto la balsa de la Hoya que dejamos a la derecha, para encontrar enseguida un cruce (Km 3,8). Cambiamos de rumbo y hacia la derecha.

En el Km 4,29 hay un nuevo desvío que tomamos a la izquierda, para rodear el monte por ese lado. Por ese camino llegará hasta la localidad de Muniesa (sin pisar la carretera y subiendo pocas cuestas), que estará casi siempre a la vista. Por fin, en el Km 8, cruzamos el Reguero de Muniesa y entramos en el pueblo por una cuesta empinada, por la calle de la Nevería. Seguiremos todo recto por el Hostal Rosa Mari, y la calle Falconero, hasta salir a las eras, próximas a la ermita de Sta. Bárbara [DUDADUDA].

De Muniesa a la carretera de Ventas a Alacón

Salimos de Muniesa, cruzando la carretera (con cuidado), frente a un camino que cruza sobre el puente sobre la antigua vía del ferrocarril de Utrillas (Km 8,8). Lo cruzamos y descendemos al camino que ocupaban las vías de tren. Está acondicionado y se puede transitar incluso con vehículos utilitarios. Tomamos rumbo hacia el norte (dirección a Zaragoza).

Continuaremos hasta el Km 11,6 por la vieja vía, ignorando los caminos que la cruzan, donde encontramos una casilla del tren junto a un cruce. Tomamos el camino de la derecha (dejando la casilla y la vía a la izquierda). Con el cambio de rumbo nos encaminamos hacia los montes.
En el Km. 14,7 continuamos recto en el cruce. En el Km 15,4 seguimos por el camino a la izquierda.
El Km. 16,4 es una bifurcación importante, en las proximidades de un abrevadero de ganado. Hay que tomar el camino de la derecha con una pendiente más suave que el otro. Con ello nos aseguramos aparecer en el cruce correcto de la carretera próxima. En el Km. 16,8 hallará la siguiente bifurcación que hay que tomar a izquierda, y que asciende poco a poco para llevarnos sin pérdida hasta la carretera entre Las Ventas de Muniesa y Alacón, que cruzaremos en el Km. 18,6 de nuestra excursión.

La recta final del camino a la sierra

Un buen punto de referencia, para comprobar que estamos en el camino correcto, es que en camino que continúa enfrente del excursionista debe ver a unos 800 m, verá las ruinas de un edificio.

Continuamos pues por el camino de enfrente, tras cruzar al carretera. En el Km. 19,4 llegará a una balsa, y verá a la izquierda las ruinas de un edificio y un corral parcialmente escachado. Pasada la paridera verá a la izquierda un aljibe de muros de piedra; continuamos recto por el camino principal. El cruce del Km 19,8 lo tomamos a la derecha, y continuamos por el camino que sube progresivamente hacia la montaña que tenemos como objetivo.

En el Km.19,8 llegamos por fin al bosque bajo, e inmediatamente se presenta ante nosotros la bifurcación más importante. En lugar de continuar por el camino principal por el que llegamos, debemos tomar el camino pedregoso que parte por la derecha entre las carrascas. Las lomas que ascendemos tienen poca pendiente y el carácter más basto del suelo no dará problema para circular. Al camino se incorporan otros, que ignoramos por el momento, pero que debe memorizar para no tomarlos por error al regresar. En cualquier caso al subir no hay pérdida, pues siempre se asciende en mayor o menor medida.
En el Km. 22,6, por fin, alcanzamos la cresta (que no la cima) de la montaña en un cruce de caminos. Desde aquí ya podrá disfrutar del panorama estupendo que nos esperaba al otro lado de la sierra, como un premio: la vista de un hermoso bosque natural de encinas, que se pierde colina tras colina.

Continuamos por el camino de la izquierda un corto trecho para llegar al vértice geodésico llamado Servial (unos 950 m de altitud sobre el nivel del mar). Si pregunta por él en Muniesa puede que le digan que se llama Sarsal (o algo similar, pero el nombre oficial es el primero). Si nos encaramamos al vértice para ganar un metro de altura, tendremos a nuestro alcance unas vistas estupendas (tanto mejores cuanto más fresco esté el ambiente) desde las que podremos ver unos seis pueblos (Muniesa, Cortes, ¿Oliete, Ariño? ¿Albalate, Híjar... Lécera?) Imprescindibles los prismáticos.

Por el mismo camino se podría continuar hasta la torre de vigilancia antiincendios que habrá visto durante el ascenso, y que domina el paisaje, ya no queda muy lejos. (Si va a recorrer los caminos del monte mejor llévese un plano...).

Posibilidades de regreso

Desde el vértice al que llegamos, una excursión interesante es descender desde por la vertiente contraria a la que ascendimos y recorrer los caminos entre el bosque, hacia la ermita del Olivar de Lécera (hacia el Norte varios Km más). Desde ella sería fácil llegar a Lécera, pero también es posible tomar algunas pistas más o menos agrestes que suben lo más abrupto de las montañas hacia el vértice con mayores vistas, Cucutas, 987 m de altitud. Algunas pistas recorren los montes por sus crestas y terminarán descendiendo a las proximidades de las Ventas.

Si el ascenso hasta el vértice de Servial nos ha llevado una hora y veinte minutos aproximadamente, el regreso llevará bastante menos, pues hasta Muniesa, casi todo el trayecto es un descenso sin peligro.

Blesa, un lugar en el mundo
Última actualización: 11 de mayo de 2005