Noticias para el recuerdo
Donativos para la ermita del Pilar (1914)

12 de julio de 1914

El Noticiero

Esta noticia es una inapreciable fuente de datos sobre cómo se fue construyendo la ermita de la Virgen del Pilar, a lo largo de los años, entre finales del siglo XIX y las primeras décadas del XX. Todavía faltaban meses hasta que se terminara. Además, ofrece interesantes datos sobre la cosecha de dicho año y otros detalles menores.

 

BLESA

Construcción de la ermita de la Virgen del Pilar. Gracias mil a nuestra bendita Madre María del Pilar que ha movido los corazones de sus devotos hijos; y confiados tan solo en la Providencia amorosa del Señor y en los tiernos, suaves e inefables cuidados de su agradecida madre, sin contar con un céntimo comenzose a construir la ermita de este pueblo y se han colectado hasta el presente 178 cahíces de yeso, 200 peonías y 671,25 pesetas; de las que han gastado 500,25 en arreglar los tejados y lavarla toda por dentro, y quedan 171,25 para, en la otra etapa de las obras, si afluyen nuevas limosnas, como se espera, confiados en la Virgen, poder terminarla y abrirla al culto.

Nuevos donativos - Don Juan Antonio Clavería, de Letux, 5 pesetas; don Miguel Blasco, de la Argentina, 10; mosén Tomás Burguete, párroco de Segura, 1; una piadosa viuda, de Mozota, 1; un hijo de la misma, 0,25; un id. id., 0,25; don Santiago Ba..na , de Moyuela, 5; Margarita Pérez 1; Valentina Arnal 0,25.

Total, 23,75 que con las 647,50 publicadas en números anteriores hacen 671,25.

Exposición de trabajos. La hubo en los días 19, 20 y 21 en las escuelas de niños, y tanto los trabajos mecánicos de aquellos, como las labores de estas, agradaron a cuantos los presenciaron. Parabienes para los niños, los padres y señores maestros don Pascual Pérez y doña Paciencia Villacampa.

Cosechas. Está terminando la colección de lo poco que las tormentas de los días 18, 19 y 21 del pasado junio dejaron en los campos.

Han venido.- De Madrid, don Francisco Nuez, catedrático de varios Colegios y su sobrina señorita Nicolasa Nuez, y de Zaragoza las señoritas Amelia Yuste, del Colegio de Santa Rosa; Dolores Llort y Lucía Nuez, del de Santa Ana.

Bienvenidos, y que les sea grata su estancia en Blesa.

El corresponsal

 

Qué interesante la postura clasista del corresponsal. Si quien dona dinero es un "don" o "doña" o "mosén" era digno hacer que figurase su nombre para que le reconocieran en el presente de 1914 y el futuro, pero si el que dona dinero es el hijo de una piadosa viuda, aunque le suponga mayor esfuerzo, pues le despacha sin mencionarlo. Igual es que no querían ser mencionados (o no).

Aunque no sabemos quién escribe esta crónica si parece claro que se sería algún sacerdote local, como en las noticias siguientes.

Además de los datos, valiosísimos como decíamos, que aporta sobre la ermita, también es interesante ver como en las notas de sociedad se refleja que los hijos de las élites locales estudiaban en colegios religiosos de Zaragoza. Desde luego, difícil tendrían aprender algo en las masificadas escuelas locales.

Arriba

Blesa, un lugar en el mundo

Última actualización: 8 de agosto de 2005