Noticias para el recuerdo
Conferencia Cultural en Blesa (1926)

Jueves, 18 de marzo de 1926

La Voz de Aragón

Una nueva noticia rescatada de los periódicos: en este caso el de una serie de conferencias culturales que las personalidades del pueblo dieron a sus vecinos en 1926. Lo tratado en la conferencia parece un tanto ingenuo a los ojos actuales, pero hay que tener en cuenta que muchos blesinos eran analfabetos, no tenían otras fuentes de información, ocho años antes seguían muriendo de gripe y unas décadas atrás de cólera.

 

De Blesa

CONFERENCIA CULTURAL

D. Emiliano Gómez  y su familiaEl día 14, a las cinco de la tarde, dio una conferencia el médico don Emiliano Gómez Lahoz en la Casa Consistorial.

Hizo ver al vecindario, con atinados conceptos, las ventajas de la higiene en las habitaciones, así como en los cafés y demás círculos públicos.

Expuso con detenimiento las enfermedades que pueden adquirirse por falta de sol y oxígeno.

Y sobre todo explicó los trastornos que llega a ocasionar al organismo el uso continuo del tabaco, para lo cual expuso la teoría de sabios como Pasteur y experimentos realizados en la Facultad de Medicina de Barcelona.

Fue muy aplaudido por el numeroso público que acudió al acto.

El próximo domingo se dará otra interesante conferencia a cargo del veterinario don Gerardo Agustín.

AGRÍCOLAS

Los sembrados no han sentido aún la sequía.

Sin embargo, el azafrán ya va sintiendo los efectos de la falta de humedad en la tierra. Si persiste el tiempo la cosecha del azafrán desde luego que será deficiente, como el año anterior.

Francisco Celma

fotografía de D. Emiliano y su familia cedida por Andrés y Alberto Gómez.

Esta interesante noticia debemos situarla en su contexto histórico, so pena de que cree la impresión de que en Blesa realizaban "motu proprio" actividades culturales y formativas para adultos en aquellas décadas del siglo XX.

Era 1926, y toda España vivía bajo el régimen dictatorial de Miguel Primo de Rivera (desde el 13 de septiembre de 1923). Sus gobiernos tocaron todas las facetas y resortes a que tenían acceso: el militar y el político por supuesto, pero también el de la propaganda, la censura, la represión y el intento de exaltación de los ideales patrióticos y religiosos. En ocasiones también promovieron actividades educativas paternalistas para inculcar algo de sensatez y conocimiento en los habitantes de este país eminentemente rural. Ya lo analizamos en un comentario anterior el Homenaje a los hijos de Blesa que lucharon en la guerra de Marruecos y su fiesta de la raza, y esta noticia peca exactamente de idénticos motivos y promotores. De todas formas el régimen no era absolutamente inmovilista, pretendía hacer avances sociales y la educación era necesaria a sus ojos. Según nos han contado testigos de la época fue Primo de Rivera quien exhortó a las mujeres jóvenes de Híjar a que "no os caséis con analfabetos", lo que no pretendía más que inculcar en los muchachos la necesidad de aprender al menos lo básico, algo muy válido pese al chantaje emocional de que se servía ese discurso.

Analizando la prensa a lo largo de los meses adyacentes a esta noticia comprobamos que los diarios pasan diariamente por la censura y que la mayoría de las noticias que leemos sobre los pueblos son sucesos, fiestas patronales, inauguraciones, fiestas del árbol y aunque en menor medida ¡conferencias culturales! Sí, podemos leer en el mismo diario aragonés noticias de conferencias impartidas en el vecino pueblo de Muniesa (4/4/1926 y 29/4/1926), "ofrecidas todos los domingos", la primera por el cura, y con anuncio de que la siguiente la impartirá el maestro nacional sobre "Cultura y civilización de España" (significativo). Otro ejemplo cercano lo tenemos en Belchite (noticia del 24/4/1926) donde daban sendas conferencias el maestro y el cura. Todavía no tengo pruebas sobre la fuente de estas iniciativas de fiebre instructiva al vulgo por parte de las elites locales, pero posiblemente encontraremos las recomendaciones o decretos gubernativos tras ella.

Además de las dos conferencias en Blesa que menciona la noticia (la del médico D. Emiliano que podemos ver en la fotografía y la del veterinario) podemos suponer que tendrían lugar otras impartidas por alguno de los maestros. Sin embargo no aparecen reseñas sobre las mismas en los escasos ejemplares que he podido examinar de este diario.

También podemos constatar que Francisco Celma sigue siguiendo el corresponsal de este buen diario aragonés inaugurado en 1925 (mucho más aragonés por su contenido de lo que era Heraldo de Aragón en aquellas décadas). Es el autor de las tres crónicas que tenemos recogidas en este medio de comunicación.

Arriba

Blesa, un lugar en el mundo

Última actualización: 1 de diciembre de 2001