Noticias para el recuerdo
Fin de curso, fiestas y un reloj nuevo (1928)

12 de agosto de 1928

El Noticiero

Una noticia como la que traemos hoy al presente nos habla bien a las claras de como, a la altura de 1928, el sistema educativo estaba construido para mantener eternamente la posición de la mujer en la sociedad en la de servicio de su hogar. ¡Qué diferencia entre los trabajos de fin de curso de niños y niñas!

Otro de los valores de esta noticia es que data la compra e instalación del reloj de la torre, que aún hoy se conserva en su interior, aunque no esté en servicio su maquinaria, sino otra moderna.

 

Blesa

El día de Santiago la Junta local de Primera enseñanza de este pueblo previamente invitada por el señor maestro don Julián Calvo, procedió a la apertura de la exposición de trabajos realizados por los niños durante el curso pasado.

Hemos visitado dicha exposición y de tal visita hemos sacado una impresión grata que nos complacemos en hacer constar y al propio tiempo expresar nuestros entusiasmos por el adelanto en la cultura general que los niños de Blesa han demostrado exponiendo una infinidad de habilísimos trabajos ejecutados todos con gran maestría, arte y perfección.

Intentar dar una reseña detallada de la belleza y buen gusto con que estaba presentada la citada exposición sería trabajo improbó. Cuadernos de redacción escolar, ejercicios de análisis gramática, complicadísimos problemas aritméticos y geométricos, bellos trabajos de Geografía, de Física y Química y manuales, más las soberbias planas de Caligrafía y Dibujo en sus distintas ramas, fueron examinados por los señores de la Junta y por el público que asistió y godos en general salimos sumamente complacidos y entusiasmados de la labor que ha tenido que desarrollar el dignísimo profesor a quien felicitamos efusivamente y nunca nos cansaremos de alabar y agradecer su interés por la enseñanza y educación de nuestro pueblo.

El día de San Pedro tuvimos también la suerte de ver la exposición de labores y trabajos escolares de la Escuela de niñas.

La señora maestra doña Catalina Sánchez que por trasladarse a Casetas cesó con fecha 30 de junio pasado en dicho cargo, adelantó la exposición escolar y en ella, como en años anteriores, demostró que la labor realizada en su escuela es superior a toda ponderación. Sus discípulos poseen un amplia cultura tanto en lo concerniente a ciencia y letras como en arte, destacando en esto último, considerable número de labores primorosas y utilísimas. A las muchas felicitaciones que recibió con tal motivo unimos la nuestra muy entusiasta y deseámosle en su nueva residencia muchas prosperidades y aciertos.

Fiestas.- Han transcurrido las fiestas de Santa Ana, patrona de este pueblo con la solemnidad y animación de los años anteriores.

Los cultos religiosos resultaron brillantísimos. El día de Santiago, en la misa mayor que fue oficiada por nuestro celoso párroco mosén Melitón Beltrán, el coro que dirige el organista don Ricardo Serrano, cantó admirablemente la misa de Pío X. El citado párroco pronunció una hermosísima oración sagrada que fue escuchada con gran atención por los fieles.

El día de Santa Ana, la misa de Ministros la ofició nuestro ilustrado párroco y el diácono y subdiácono mosén Tomás Belenguer, párroco de Moneva y un seminarista de Huesa del Común respectivamente. La oración sagrada, elocuentísima, como todas las suyas, estuvo a cargo de mosén Narciso Cuevas, párroco de Monforte, la hermosa misa brillante de don Felipe Ernicas. Después de la misa recorrió las calles solemnísima procesión.

Por la tarde, tuvieron lugar las típicas carreras pedestres, entalegados y de ciclistas y el clásico baile de Jota. Todos los actos fueron amenizados por los simpáticos gaiteros de Lahoz.

Nuevo reloj.- Hallándose completamente inservible el reloj que había en la Casa Consistorial, nuestro digno Ayuntamiento compró uno magnífico de dos esferas al relojero de Segorbe don Gonzalo Tena, cuya instalación en la torre de la iglesia parroquial tuvo lugar con anterioridad a las fiestas, para que empezase a regir en las mismas. Está dando un buen resultado, por lo que felicitamos muy de veras a la Corporación municipal que ha solucionado tan acertadamente esta necesidad legal.

E. Lou

 

Las fiestas, comentadas con bastante brevedad, se parecen a las que tenemos documentadas en otros artículos sobre las fiestas de estas décadas. También es interesante la cantidad de personas que nos recuerda, sobre todo los sacerdotes, organistas y ayudantes para las celebraciones. Como ocurre aún hoy en día en nuestras fiestas patronales, muchos sacerdotes de parroquias vecinas se reúnen para magnificar el día grande de las fiestas.

Sobre los gaiteros de La Hoz me comentan los más mayores que estos vinieron durante muchos años a Blesa, y que eran dos gaiteros y un tamborilero. Posteriormente los desplazaron los de Encinacorba, que era una banda.

Quienes asistieron a las clases con el maestro Don Julián, me comentan que había 93 alumnos en aquella aula de niños (recordemos que en 1928 sólo había dos aulas en la escuela, la planta baja entera era una y la primera planta otra, y no se dividieron, construyendo la escalera central, hasta los tiempos de la Segunda República).

La novedad es el datar exactamente en qué año y fechas se colocó el reloj de la torre. Por la parte de atrás de la torre todavía se puede ver la esfera del reloj viejo, y dentro de la torre la máquina antigua que instaló el ayuntamiento en 1928.

Arriba

Blesa, un lugar en el mundo

Última actualización: 2 de agosto de 2005