La sindicación agrícola se renueva, en 1929

Indice

1909-1929

El Mañana

Gracias a la Biblioteca Virtual de Aragón y el motor de búsqueda de su hemeroteca, hemos podido hallar varias noticias sobre nuestros pueblos. Y una de ellas trata sobre un cambio de consideración de varias ligas de campesinos fundadas en pueblos de la comarca de Cuencas Mineras, asumiendo que eran verdaderos sindicatos agrícolas. Y esta es una noticia para saber en qué momento el sindicato agrícola de Blesa se transformó en la Liga de Campesinos, sucesora de corta vida del primero.

 

En el caso de Blesa el sindicato agrícola católico nació en 1909 tras una exhortación del fecundo Santiago Guallar Poza. Su primer fin fue hacer un seguro de caballerías para ayudar a quien se asociase en caso de muerte de sus animales(1). De ese mismo año hay noticias de sus trámites y consolidación con 181 socios.

Parece ser que no era el primer intento de articular una sociedad de ayuda mutua. Tenemos conocimiento, por una brevísima mención en prensa(7), de la existencia de un "Centro y Sociedad de socorro" que se inauguraría con anterioridad a julio de 1905, pero del que desconocemos absolutamente todo (finalidad, alcance, popularidad, fechas de inicio...). La diferencia principal, a priori, con el sindicato que propone crear Guallar, es que el Centro y Sociedad de socorros era una organización laica, promovida por los republicanos, que los había, al menos, documentados desde 1890(8). Al parecer esta sociedad sólo existía, a la sazón, en el distrito de Montalbán, en Estercuel y Blesa.

¿Actas, estatutos, libros de socios del sindicato católico o la sociedad de socorros? Nada queda que yo sepa, y sería muy interesante cualquier documento que se pudiese conservar.

Pero ha quedado una mención en prensa, una carta de "defensa" de Tomás Artigas González, uno de los republicanos históricos de Blesa, que en febrero de 1933 indicaba(10) "En cuanto a mi ex amigo y colaborador en la organización y defensa del Centro Republicano que tuvo vida en este pueblo ha treinta años, con el que pretenden levantar bandera de republicanismo histórico..."; Aunque no tiene porque ser lo mismo el centro republicano que el centro de socorros, si el que menciona corrió similar suerte podría haber durado muy pocos años, o quizá no haber tener ningún predicamento.

Por 1911 se debió crear finalmente el segundo objetivo del sindicato agrícola católico, "la Caja de ahorros y préstamos, que será tal vez lo segundo que en su día establecierá el Sindicato." Así lo atestigua la cartilla de la "Caja del Sindicado Agrícola del Glorioso patriarca San José - Blesa" que conserva la familia Pérez Martín, y que, por fortuna, incluía en sus tapas las condiciones para los préstamos de los socios(2).

Libreta de ahorro del Sindicato Agrícola San Jose (Blesa),
Libreta de ahorro del Sindicato Agrícola San José (Blesa), del socio Mariano Martín Salas (1914).
Colección de la familia Pérez Martín.

 

En 1912 el Sindicato Agrícola apoya el crear un Banco Nacional Agrario como figuró en el diario "El País", del 22 de febrero de 1912:

El Banco Agrario

Además de las comunicaciones que ya hemos publicado, el Congreso ha quedado enterado de las siguientes, pidiendo la pronta aprobación de la proposición de ley creando un Banco Nacional Agrario: [...] Sindicato Agrícola de Blesa [...] Asociación de labradores de Zaragoza [...].

Una noticia menciona brevemente al que suponemos fue el sindicato agrícola, que en julio de 1915 "ha sido declarado por la Hacienda este centro social Sindicato legal" (pero no es seguro si es el mismo; informa de que "...debido a su gestión se le ha subvencionado por la Comisión de Fomento con mil pesetas.").

Otra actuación de la asociación de agricultores (el nombre exacto no aparece) fue el 30 de abril de 1924 en la Asamblea de trigueros de Zaragoza, cuando "A la magna Asamblea celebrada en Zaragoza el domingo último contra los bonos de exportación de trigos se adhirieron las siguientes reprsentaciones de esa provincia:" Y entre unas pocas figuraban la "Asociación y vecinos de Blesa."(9)

Por cambios legislativos (a finales de la dictadura de Primo de Rivera, entre finales 1929 y comienzos de 1930) se transformaría en "Liga de Pequeños y Medianos Propietarios Campesinos, de Blesa"(3), como tenemos documentado (aunque indirectamente), y de la que la mención en prensa de septiembre de 1929 será consecuencia.

El Mañana (30/09/1929) HACIENDA

El oficial mayor del Ministerio de Hacienda traslada a esta Delegación una Real orden reconociendo como verdaderos Sindicatos Agrícolas, con derecho a gozar de una vez en los impuestos las exacciones tributarias concedidas por ley de 1906 a las ligas de pequeños y medianos propietarios campesinos de Plou, Maicas, Rambla de Martín, Portalrubio, Cuevas de Portalrubio, Hoz de la Vieja, Loscos, Segura de Baños, Cortes de Aragón, Monforte de Moyuela, Blesa y Huesa del Común.

 

Pero a la altura de 1929 ya no le quedaría mucha trayectoria a este sindicato, más bien pocos años, si no se había disuelto ya. ¿Pudo tener que ver la politización de la sociedad en su disolución? Los sindicatos agrícolas nacieron en muchos casos como una obra social de la Iglesia Católica en las décadas que estuvo en vigor el Catolicismo Social (de los cuales Guallar fue un buen exponente). La Liga Nacional de Campesinos, fundada en noviembre de 1923(4) era una confederación de muchos de ellos. Pero en 1930 nació también la Federación Nacional de Trabajadores de la Tierra (F.N.T.T.) ligado a la U.G.T. con unos objetivos en parte coincidentes pero con reivindicaciones, denuncias y métodos propios de sindicato obrero. De hecho, en junio de 1934 declararon una huelga general campesina contra la que se opuso con sus medios propagandísticos la Liga Nacional de Campesinos(5).

Volviendo a la interesante contestación del socialista blesino, Tomás Artigas en febrero de 1933, indicaba, contestado a los supuestos republicanos conservadores que le denigraban desde el anonimato(10), que "...maniobra que los «radicales» de Blesa» tenían preparada, para despojar de su perfecto derecho a las dos sociedades, que de obreros y propietarios, existen en este pueblo, legal y perfectamente definidas. Se dice en el mencionado escrito, que no sabía ningún vecino que existieran tales sociedades, y es que para los autores del ánónimo los 150 socios que las componen no tienen ningún valor, porque seguramente entre ellos, no se encuentra ningún cacique." Y, de nuevo, ante la brutal falta de documentación, estamos obligados a suponer que esos 150 socios son en gran parte de la liga o sociedad de agricultores (que son propietarios). ¿Y la otra sociedad de obreros? ¿El Centro Social al que se aludía en 1915, el F.N.T.T. o la U.G.T.? Demasiadas dudas sin documentos apenas.

No tenemos la fecha exacta de su disolución, por la destrucción de los archivos locales, pero testigos, muy jóvenes a la sazón, sí nos han relatado que tras la disolución de la Liga de Campesinos el dinero acumulado se invirtió en la realización de siete aljibes distribuidos por el término municipal de Blesa: ... (conversaciones con Manuel Lomba e Irene Serrano). En el aljibe de Ragudín figura grabado en el cemento "Año 1934 / Construido por la liga ["liga" tachado] de campesinos. / El encargado, Mariano Martín".

Fotografía de la pared del aljibe donde figura la inscripción de 1934 (foto FJLA)

Nos contaron que Ángel Serrano Mercadal (con cargo en la Liga), nombró un encargado por cada aljibe, para que llevase las cuentas y las obras. Irene y Manuel me contaron que hizo uno cada albañil del pueblo: el tío Genaro Royo, Mesías Royo, Ceferino Lomba, Paco Blasco (el firmante del billete local durante la subsiguiente guerra civil), Gregorio Artigas... Podemos ajustar un poco más el momento en que pudo ocurrir, según el vecino Tomás Sanz, la liga se disolvería algo antes de 1934, ya que la realización de los aljibes se pospuso un tiempo(6).

Pero, no fue esta iniciativa de construir los aljibes la única que hubo. Sirva como muestra del ambiente que se vivía, incluso en un pueblo del interior de Aragón, relativamente tranquilo y sin mucha conflictividad social, el saber que, según me contaron, una de las propuestas que algunos hicieron, como destino del dinero común de la disuelta Liga, fue se destinase a realizar una biblioteca, mientras que otros pretendían que se gastase en comprar armas. Se anticipaba un futuro negro.

Hasta aquí puede llegar este breve artículo sobre la sindicación agraria en la localidad de Blesa, dada la brutal falta de documentación y los pocos detalles que he podido rescatar de la memoria de los mayores del lugar. Aún quedan algunos archivos por estudiar, como el de Teruel, pero no todos sus fondos se conservan tras el paso de la última guerra civil.

Agradecimientos.

Este artículo debe gran parte de su desarrollo a la familia Pérez Martín, en particular a Antonio que tanto interés se ha tomado por conservar, divulgar y compartir la documentación que han conservado a lo largo de las décadas.

Para saber más

  • ZAAR, Miriam Hermi. El movimiento cooperativo agrario en España durante la segunda mitad del siglo XIX y primer tercio del siglo XX. Biblio 3W. Revista Bibliográfica de Geografía y Ciencias Sociales, Universidad de Barcelona, Vol. XV, nº 868, 15 de abril de 2010. <http://www.ub.es/geocrit/b3w-868.htm>. [ISSN 1138-9796].

  • ALDECOA CALVO, José Serafín (2009) “La II República en tierras del Jiloca, 1931-1936 entre el hambre de tierra y el despertar social”. Centro de Estudios del Jiloca.

Notas

↑ 1.- "En 1909 existen 69 sindicatos agrícolas católicos en Aragón, de los 450 censados para toda España" [Fernández, Eloy (1986) "Los orígenes del catolicismo social (1890-1910)", p. 169, en "Aragón Contemporáneo. Estudios", (junto a Carlos Forcadell) Guara Editorial, Zaragoza]. Cita a "La paz social", 1919 págs. 169 y ss.

Blesa figura como una de las que tienen "seguro del ganado". En JIMENEZ, Inocencio "Las mutualidades católicas", La paz social, nº 30 agosto 1909, pág. 400 [BHA-AZ].

Por otro lado, en el mercado existían ya este tipo de seguros, aún privados, dado por empresas como la que diez años antes (1896) vemos en el anuncio de El Eco de Navarra [(antes de Pamplona.). Periódico liberal y defensor de los intereses de la misma Época Segunda Año XXII Número 5743 - 1896 octubre 9 Página: 4] ENLACE

La Unión aragonesa Sociedad mutua de seguros de ganados legalmente constituida con escritura pública otorgada ante notario y aprobados sus estatutos por los gobiernos civiles de las tres provincias de Aragón y las de Navarra, Vizcaya, Logroño, Soria y otras. [...] Más de cien siniestros pagados en los tres últimos años cuyos comprobantes y recibos obran en las oficinas de la Sociedad, prueban como corresponde La Unión Aragonesa al favor cada día más creciente que le dispensa el público." [...] Entre ellos hay uno de "don Manuel Ejarque, de Blesa Teruel, Simeón Romero de Moyuela, D. Joaquín Aznar de Moyuela Zaragoza..."; también los hay de Moneva, Montalbán... Aunque no aporta mucha información, es una muestra de que los seguros privados eran conocidos en las poblaciones aragonesas de la zona del Aguasvivas.

La Unión Aragonesa. Sociedad Mutua de Seguros de Ganados 1896

(2) La trascripción de las condiciones:

[Portada] Caja del Sindicado Agrícola del Glorioso patriarca San José
Blesa
Libreta núm 139 del socio numerario D. Mariano Martín Salas
Empieza en 17 de Febrero de 1914. Termina en … de …. de 191....
Zaragoza
Tip. Carra, s de Salas, impresor del Excmo. Sr. Arzobispo
1911

[Interior] La Caja de Ahorros y Préstamos es una sección del Sindicato.
Todos los habitantes de Blesa pueden hacer imposiciones desde 25 céntimos los domingos, en el sitio y hora anunciados.
Cada impositor recibirá una libreta, como ésta, que es un título nominal de crédito.
Las cantidades impuestas se beneficiarán con las utilidades líquidas obtenidas cada año por la Caja, según resulte del balance general que se hará en el mes de diciembre. De esas utilidades se destinará la quinta parte a la constitución del fondo social de reserva y lo restante se distribuirá como interés a las imposiciones y préstamos hechos a la Caja.

Las imposiciones comenzarán a devengar interés desde el día primero del mes inmediato siguiente al en que hayan sido hechas, y a los capitales que retiren los impositores se les abonará el interés hasta el primero del mes en que se verifique la devolución.
No devengarán interés alguno las fracciones de pesetas ni se abonarán intereses por las fracciones de mes.
El alcance de intereses solamente se adjudicará a fin de año, estando referidos hasta aquella fecha los del capital impuesto y descontando los correspondientes a la devolución por el tiempo restante desde el primero del mes en que se verifique.
La devolución de cantidades impuestas se hará en los mismos días y horas que las imposiciones. Las devoluciones que excedan de veinticinco pesetas se solicitarán con otro días de anticipación.
Los intereses, si no se quiere retirar, se acumularán en 31 de diciembre al capital del impositor, devengando desde entonces el mismo interés.
La Caja sólo hace préstamos a sus socios.
Los préstamos se harán al plazo máximo de cuatro meses y pagará el prestatario un medio por ciento por los días (sean los que fueren) del mes inicial y otro medio por ciento por cada mes restante comenzado.
Los préstamos se harán con la garantía de las cantidades que tengan impuestas los socios y consten en la libreta respectiva o en las de otros socios que se presenten a suplir con las suyas lo que al demandante falte para garantir el préstamo; en la inteligencia de que éste no podrá exceder del cien por cien del capital que la libreta o libretas representen.
Esto no obstante, la Junta Directiva queda facilitada para conceder a los socios, y preferentemente a los solidarios, préstamos por cantidad mayor de lo que conste en la libreta o libretas, siempre que los prestatarios presenten garantía suficiente a juicio de la Junta Directiva, quedando al arbitrio de ésta en cada caso la cuantía y condiciones del préstamo.
A fin de facilitar la devolución del capital prestado, se faculta al prestatario para entregar cantidades a cuenta hasta la total extinción del préstamo. Estas devoluciones parciales de convendrán en cada caso entre el prestatario y Junta Directiva, pudiendo efectuarse en plazos mensuales.
Los préstamos se solicitarán a la Junta Directiva en escrito firmado por dos solicitantes y por los fiadores o por otra persona a su cargo o ruego.
El préstamo con garantía de imposiciones, bastará que vaya autorizado por las firmas del Presidente y Secretario. Si es con otra garantía deberá ser aprobado, cuando menos, por ocho individuos de la Junta Directiva y constar en acta.
Las renovaciones del préstamos se solicitarán ocho días antes del vencimiento y la Junta Directiva resolverá, durante ellos, después de obtener el consentimiento de los fiadores o presentación de otros nuevos.
En las libretas del deudor y de sus fiadores se anotarán las responsabilidades a que estén afectas y quedarán retenidas en poder del Tesorero hasta que se salde la deuda. Después se devolverán a sus dueños con nota de quedar libradas de aquellas obligaciones.
Las cantidades consignadas en las libretas del propietario y de sus fiadores continuarán participando de los beneficios de la Caja.

[Documento del archivo de la familia Pérez Martín. Archivo digital de la A. Cultural El Hocino de Blesa (Teruel)]

(3) Mención en un documento enviado por la Junta Provincial de Beneficencia de Teruel (nº152) [ca. agosto?/193(1-5)], donde se acusa recibo de la disolución del "Sindicato Agrícola" y la constitución posterior de la junta de su sucesora, la "Liga de Pequeños y Medianos Propietarios Campesinos, de Blesa" "continuadora en su fines del referido Sindicato Agrícola y formada por mayoría de socios de este...". (Documentos Restos del Archivo Municipal de Blesa 0161-0164).

Ver también El labrador : Año IX Número 179 - (30/1/1930), página 1 y 2. (Disponible en la biblioteca virtual de Aragón)

(4) La Liga Nacional de Campesinos fue fundada en noviembre de 1923 por Antonio Monedero y responden a una ideología y unos propósitos muy parecidos a los de los sindicatos católico agrarios. Véase al respecto, CASTILLO, Juan José (1979): "Propietarios muy pobres. Sobre la subordinación política del pequeño campesino en España (La Confederación Nacional Católico-Agraria, 1917-1942)", Servicio de Publicaciones Agrarias (Ministerio de Agricultura), Madrid., especialmente pp. 481-486.

Citado por Emilio Pérez Romero en "DE LA COMUNIDAD CAMPESINA A LAS ASOCIACIONES AGRARIAS (SORIA, c. 1800 – 1936)" (XI Congreso de Historia Agraria. Sesión 2. Cooperativismo y asociacionismo agrario: España en el contexto europeo (ss. XIX-XX). )

Sus "Cartillas prácticas" llegaban a Blesa y los mayores se acordaban bastante de Antonio Monedero. He aquí la portada de una de sus cartillas prácticas y unos consejos finales que nos parece imprescindible reproducir.

Cartilla práctica sobre los abonos minerales (1928) de la Liga Nacional de Campesinos.
Cartilla práctica sobre los abonos minerales (1928) de la Liga Nacional de Campesinos.
Colección de la familia Pérez Martín. Archivo digital de la A. C. El Hocino de Blesa.

Tres consejos de la LIGA NACIONAL DE CAMPESINOS a los labradores que compran abonos.

No labres más de lo que puedas labrar bien y abonar bien; vale más que el ganado huelgue parte del año, que no que trabajes perdiendo.

No compres más abono que lo que puedas pagar al contado o en cortos plazos; abono fiado llora todo el año; vale más que labres menos y abones bien, que no que mucho y abones mal; las cosechas no están nunca en relación con lo mucho que se abona, sino con lo que se abona bien.

No compres nunca solo; y si estás sindicado, tampoco tu sociedad sola; el solo va siempre perdido, es estar indefenso; compra todo unido a los demás en las organizaciones agrarias como la Liga Nacional de Campesinos, pues se cae de su peso, que donde hay unión de muchos hay fuerza, y donde hay fuerza hay respeto, porque hay medios de defensa.

Sólo la organización vela por el individuo, que solo, queda como oveja entre lobos.

 

(5) El advenimiento de la II República va a propiciar la expansión de la F.N.T.T., convirtiéndola en la más importante organización española de trabajadores de la tierra [...] El distanciamiento socialista del gobierno en 1933 y el ascenso al poder de la coalición de centro-derecha llevan a la ejecutiva ugetista, dirigida por Largo Caballero, a un planteamiento de oposición radical que en el sector campesino va a expresarse en junio de 1934 en la declaración de una huelga general campesina, días antes de la recolección. El movimiento huelguístico, poco medido estratégicamente, se extendió a más de mil quinientos municipios españoles (en Aragón su mayor repercusión la obtuvo en las Cinco Villas y en Mallén, así como en algunos núcleos aislados de Huesca y Teruel) terminando en fracaso, al ser encarcelados unos siete mil campesinos y quedar desmantelada orgánicamente la Federación. [Voz FNTT (UGT) en GEA 2000]

Como decíamos, también llegaban a la localidad de Blesa ejemplares del periódico "El campesino (órgano oficioso de la Liga Nacional de Campesinos), que en junio de 1934 combatía aquella convocatoria de la FNTT con este encendido discurso:

Los enemigos de la Humanidad.
Ante la espléndida cosecha que en España se presenta, el socialismo y el comunismo proponen la huelga de campesinos y excitan a las masas obreras a que incendien y destruyan.
¡Desdichadas teorías que pretenden el hambre y la ruina para triunfar!
¡Desdichados aquellos que se dejan arrastrar por estas fieras y no se fijan que mientras piden el hambre para los demás, ellos comen a dos carrillos!
¡Pueblo campesino, tu enemigo está en estos sin Dios y sin Patria!
Únete, defiende lo tuyo, y con el orden, la paz y el trabajo, como único camino, trata de aumentarlo.
Todos aquellos que deseen la paz social sobre la base de la armonía de sentimientos y coordinación de intereses justos y lícitos de todos, únanse a nosotros.


Encendida defensa del orden y la paz, contra la huelga campesina (1934) por la Liga Nacional de Campesinos.
Colección de la familia Pérez Martín. Archivo digital de la A. C. El Hocino de Blesa

(6) En una comunicación de la Alcaldía Constitucional de Blesa de 18 de septiembre de 1933, dirigida al Jefe de la Sección de Sindicatos y Asociaciones Agrícolas en Teruel (Documentos Restos del Archivo Municipal de Blesa 0160) se indica que "los señores Presidentes de las sociedades de esta localidad social agrarios han contestado en los mismos [impresos] a los datos que se piden". Por tanto, aún existían en septiembre de 1933.

Y ¿quizá había más de una? Aún no tenemos la seguridad.

Sabemos que existió una Hermandad Sindical de Labradores y Ganaderos [Restos del A.M.B. 0150], mas no sus fechas de creación y disolución. Se conservan recibos de vecinos de Blesa y de Huesa del Común de los años 50 y 60 con el mismo símbolo en el sello, lo que parece indicar un patrocinio foráneo.

Hermandad Sindical de Labradores y Ganaderos de Blesa

(7) 21 de julio de 1905 "El Progreso (diario republicano)"

Estercuel es uno de los pueblos más entusiastas por nuestros ideales en el distrito de Montalbán, y la fe y la actividad de nuestro ilustrado amigo y correligionario D. Jesús Moreno y de otros valiosos elementos que allí existen, ha unificado y hecho más potentes los esfuerzos de aquellos excelentes republicanos, constituyendo un Centro y Sociedad de socorro, como existen en Montalbán, en Blesa y existirán muy pronto en otros pueblos de aquella comarca.

(8) En 3 de mayo de 1890 ya había un grupo de republicanos en Blesa, que de hecho formaron una candidatura, como figura en el diario "El País" de Madrid (hemeroteca digital de BNE).

"Coalición republicana. Blesa (Teruel). Presidentes honorarios: D. Manuel Ruiz Zorrilla y D. Ramón Chíes.- Presidente efectivo, D. Florencio Artigas.- Vocales: D. Serafín Garcés, D. Mariano Serrano, D. Mariano Millán.- Secretario, D. Ruperto Navarro."

Por el censo electoral de Blesa de 1890 (del A.H.P.Te) sabemos que Ruperto Navarro Lou era un carpintero de 35 años residente en la calle del Horno; Mariano Millán no aparece; Mariano Serrano Burillo era un jornalero de 49 años residente en la C/Castillo; Serafín Garcés Sáchez era un labrador de 35 años residente en la C/Medio; y Florencio Artigas Destre era un hojalatero de 43 años residente en la C/Medio.

(9) 1 de mayo de 1924
La Provincia : diario independiente (Año IV Número 877)

De la Asamblea de trigueros de Zaragoza
Zaragoza, 30 de abril
A la magna Asamblea celebrada en Zaragoza el domingo último contra los bonos de exportación de trigos se adhirieron las siguientes reprsentaciones de esa provincia:
Asociación de labradores, Alcañiz. Asociación y vecinos de Blesa. Sindicato Agrícola, Fuenferrada. Sindicato Agrícola, Puebla de Híjar. Sindicato Agrícola, Híjar. Ayuntamiento de Plou. Ayuntamiento y vecinos de Valderrobres. Ayuntamiento de Alcañiz. Ayuntamiento y vecinos, Azaila. Caja Popular de Calanda. Ayuntamiento, Pueblo de Híjar. Diputación provincial de Teruel. Agricultores de Plou.

(10) 16/02/1933 Periódico "Republica" (Biblioteca Pública de Teruel). En contestación a un escrito publicado en "El Radical" nº 42, número que no se ha conservado en la colección de la biblioteca.

Arriba