Noticias para el recuerdo
Riada de San Pedro y fin de curso (1930)

4 de julio de 1930

Heraldo de Aragón

Nos remite Luis Serrano a través de Helena Sanz esta interesante noticia recogida en Heraldo de Aragón. La remitió Evaristo Lou, que no sabemos si sería el mismo que remitió la noticia de la riada y las exposiciones escolares a El Noticiero unos días antes. En cualquier caso, la remitida a Heraldo es muy extensa, llena de detalles y por ello la publicamos en primer lugar, aunque no se el orden cronológico de publicación.

Desde aquí agradecer a Luis Serrano el favor que nos hace haciéndonos llegar estas noticias enterradas en las hemerotecas históricas.

 

   
Blesa

Exposiciones escolares.- En los días 29 y 30 del mes pasado expusiéronse en las escuelas nacionales de este pueblo los trabajos realizados durante el curso 1929-30 por los niños y niñas que asisten a las mismas.

A la apertura de dicha exposición asistieron la Junta local de Primera enseñanza, el Ayuntamiento y bastante público.

Las escuelas, adornadas con profusión de plantas y flores, aparecían plenamente llenas de bellísimos trabajos manuales, hermosos dibujos, ejercicios caligráficos y de redacción, cuadernos con problemas aritméticos y geométricos, así como también en la escuela de niñas primorosas labores, por lo que pudimos darnos cuenta de que los señores maestros don Julián Calvo Marcuello y doña Concepción Mir Jovellanos han realizado durante el curso finado una labor grande y fecunda, recibiendo con tal motivo muchas felicitaciones, a las que pueden sumar la nuestra sincera y cordial.

El Ayuntamiento obsequió con dulces a los escolares y repartió algunos libros, como premio, entre los más aplicados.

Casi todos los vecinos han desfilado estos días por las escuelas, para admirar los trabajos en ellas expuestos, quedando sumamente complacidos.

Las tormentas.- Sobre las dos de la tarde del día 29 del pasado, comenzó a descargar sobre este término una gran tormenta, abundantísima en agua y con bastante granizo, pero si bien éste no produjo considerables daños por estar casi todas las cebadas segadas, desbordáronse barrancos y arroyos y el río Aguas Vivas (Aguas Muertas le llamábamos estos años atrás de pertinaz sequía) saliéndose de su cauce, asoló la huerta, derribando paredes y arrastrando con su impetuosa corriente las plantaciones y cebada ya segada, ocasionando pérdidas de gran consideración. Afortunadamente no hubo que lamentar desgracias personales, pues si bien llegó a temerse que a la familia que habita el molino de “El Vado” le hubiese ocurrido alguna, éstas se redujeron a la pérdida de cuarenta o cincuenta gallinas que arrastró la corriente.

No queda otro recurso a los muchos labradores de este pueblo perjudicados por la inundación que el auxilio de los Poderes públicos, si estos determinan socorrer a los muchos damnificados este año por las tormentas.

Evaristo Lou

 

1 y 2 de julio de 1930

El Noticiero

Esta breve noticia de 1930 es la que teníamos recogida previamente como recordatorio de una las mayores riadas del siglo XX, que repetidamente me habían mencionado los blesinos más mayores, sobre todo tras tener la oportunidad de asistir a la de 1998, que debió de ser la más fotografiada.

 

En Blesa

Tras un régimen prolongado de tormentas con abundantes aguaceros y alguna granizada, anteayer, festividad de San Pedro, desde las dos y media de la tarde hasta hora avanzada de la noche, sufrimos aquí una continua tronada con lluvias excesivas y algo de granizo, apenas interrumpida breves momentos.

El río, de estrecho cauce, se desbordó inundando huertos y vega, causando perjuicios en las cosechas y destrozos de importancia en paredes y cercas que el ímpetu de la corriente rompió por muchos sitios.

Algunas fincas han quedado sin capa de tierra laborable; el llamado puente viejo fue rebasado por las aguas y roto por el pretil. La canal que en el molino alto cruza el río a tres o cuatro metros de altura sobre el nivel del cauce y que sirve para llevar el riego a una porción de fincas fue arrancada y arrastrada por la corriente.

Felizmente ha terminado la siega de cebadas, pero los labradores muestran su temor de no poder realizar la del trigo por las repetidas lluvias de estos días.

Exposiciones escolares

En el día de San Pedro se celebraron las exposiciones escolares de fin de curso en las escuelas de esta localidad. Tanto la Junta local de Primera enseñanza como los visitantes a las mismas quedaron altamente satisfechos de la labor de los maestros y aprovechamiento de los niños.

Estos fueron premiados con libros y dulces.

Corresponsal

Fotografía de José Luis Pérez de la riada de 1998 cayendo por el azud del Galindo y su sobradero.

El vecino Tomás Sanz nos recuerda tres grandes riadas: las que casi todos nuestros lectores recordarán de 1998, esta de San Pedro de 1930 (que algunos testigos llaman de Santa Marta, que es el mismo día) y otra de mil novecientos veintitantos (que yo no apunté bien, pero los testigos recuerdan el año).

De las noticias remitidas a los periódicos hemos rescatado otras riadas: la de unos pocos días antes del 19 de junio de 1913, otra más que debió tener lugar ese mismo año, según leemos en la crónica de la riada que ocurrió en junio de 1915.

El investigador Miguel Plou Gascón tiene recopiladas en sus obras de historia sobre Letux y Samper del Salz otras riadas que afectaron, al menos, al curso medio del Aguasvivas, como fueron las de 1906, (2 y 3 de julio en Lataga, Letux, Samper). 1913, (17 de junio en Samper, Almonacid de la Cuba, Lagata, Letux y 19 de junio, Belchite); 1926, (31 de agosto, aguas abajo del pantano de Moneva).

Arriba

Blesa, un lugar en el mundo

Publicación: 6 de agosto de 2005
Última actualización: 24 de marzo de 2010