José Oto y Felisa Galé en Blesa (1934)

Indice

Fiestas patronales de 1934
Joteros locales
Una visita previa de Oto

Algunos blesinos tuvieron la suerte de poder disfrutar de la presencia y voz de dos de los mayores cantantes de jota. Esta colaboración remitida al Heraldo de Aragón, (que le debemos, como tantas otras, al controvertido secretario del Ayuntamiento, Evaristo Lou), conserva la memoria popular de los blesinos, narrando lo más interesante de aquellas fiestas de 1934. La presencia de los joteros debió ser de lo más comentado en su momento, pero también hay que agradecerle que mencionase a los ganadores de las pruebas deportivas de las fiestas, que transcurren sin problema alguno, según cuentan.

Las fiestas patronales de 1934 engrandecidas por los famosos joteros

Domingo, 5 de agosto de 1934

Heraldo de Aragón

Las fiestas

El día veinticinco del pasado mes, dieron comienzo las fiestas que este pueblo celebra anualmente en honor de su patrona Santa Ana.

Felisa Galé y José OtoA las doce hubo volteo general de campanas y disparo de cohetes. A las seis de la tarde hizo su entrada la Banda de música de Aguarón, que dirige don Joaquín Francés, recorriendo la población con un alegre pasacalle. A la misma hora llegaron con nuestro querido amigo y paisano, don David Ruiz, industrial de Zaragoza, los famosos cantadores de jota Felisa Galé con su hermana Pilar y José Oto, que si bien no traían otro objeto que pasar las fiestas en nuestra compañía, como buenos amigos nuestros que son, nos obsequiaron en el Centro Radical con una magnífica fiesta de Jota, cantando innumerables y bellísimos estilos de Jota solos y a dúo, que entusiasmaron hasta el delirio al numeroso público que llenaba los locales del Centro y, al que, ansioso de oírles, se estacionó en la calle.

El día veintiséis, la música referida nos despertó con una bonita diana. Después hubo solemnísimas funciones religiosas con sermón a cargo del cura párroco de Huesa del Común y procesión por las calles. Tarde y noche de este día volvieron a cantar jotas, como ellos solos saben hacerlo, la Galé y Oto, y por tener necesidad de trabajar al día siguiente en el Frontón Cinema de Zaragoza regresaron a esa ciudad por la noche del mismo día.

También el mismo día veintiséis tuvieron lugar las típicas carreras pedestres, de entalegados y de ciclistas, ganando premios Gerardo Aznar Lafuente, de Moyuela, José María Burillo Allueva, de este pueblo, y José Luño, también de Moyuela. De los ciclistas ganaron premios Vicente Ruiz Gil, de Casetas, y Manuel Artigas Mercadal, de esta localidad. El de los entalegados lo ganó Miguel Pérez Plou, y también hubo premios para los mayores de cuarenta años Generoso Sanz Martín, Cosme Mercadal Arnal y Mateo Nuez Salas, y para los niños menores de trece años Juan Sanz, Vicencio Celma y Ricardo Pérez.

Durante las fiestas ha habido animadísimos bailes públicos y particulares y no hemos tenido que lamentar el menor incidente, habiéndose preocupado el público solamente de divertirse a más y mejor y de dar buen recaudo a los pollos tiernos y buenas tortas.

Muchísimos han sido los forasteros que durante las fiestas nos han honrando con su compañía, y con el fin de evitar olvidos involuntarios, no los menciono, pero para todos envío un saludo afectuoso de este pueblo y de este corresponsal.

Evaristo Lou.

Las bandas de Aguarón y Encinacorba eran famosas porque rondaban por muchos lugares de Aragón, según me cuenta mi padre que los recuerda, (aun siendo de Zaragoza, "del barrio de las Delicias", como le gusta decir). Como muchos otros mayores de cincuenta, recuerda el Frontón Cinema, al que iban a cantar al día siguiente Felisa Galé y José Oto, según la noticia, y que estaba en el solar de la calle Cinco de Marzo de Zaragoza, donde ahora están [estuvieron] los almacenes Galerías Primero. También recuerdan los blesinos la presencia de los Gaiteros de la Hoz (con gaiteros y un tamborilero), y de los músicos de Encinacorba me contaban que llevaban clarinetes y bajos. El vecino de Blesa Ricardo Salas nos dijo que cuando pusieron la luz por primera vez, cuando él tenía cuatro o cinco años (y nació en 1913), vinieron "Los pajareros de Belchite". Toda una historia sin escribir la de estas bandas.

Pero hablemos de los auténticos protagonistas de esta noticia: Felisa Galé (1912-1948), la jotera que honró las fiestas de Blesa con su presencia, fue una cantadora de jota famosísima y, por lo que cuentan, de portentosa voz, que interpretaba los cantos más difíciles. Había ganado el certamen oficial de jota en 1931. El paréntesis de la guerra civil y la enfermedad coartaron su carrera. José Oto (1906-1961) fue calificado de colosal y símbolo aragonés entre 1930 y 1960. Había ganado el certamen oficial de jota en 1927. Siempre figuran los más grandes calificativos para describir su voz, y su popularidad "era infinita", como demuestra que a su entierro en Zaragoza acudieran más de cien mil personas. Galé y Oto fueron novios hasta la muerte de aquella, lo que afectó mucho a Oto.

Joteros locales

Todo ello nos dará la medida de lo que debieron sentir los blesinos de 1934 ante la presencia de estos personajes en nuestro pueblo, y que se congregasen incluso fuera del Centro Radical (del que hablaremos largo y tendido en otra ocasión), para escucharles. Por supuesto, los testigos directos de aquellas fiestas los recuerdan, así como hijos de quienes ya no están presentes, y así nos han contado varias anécdotas.

Valero LouVarios blesinos cantaron con los famosos joteros, como Ricardo Salas, que nos contó como al oír José Oto cantar al blesino Valero Lou Simón (1898-1975) -al que vemos en la foto-, le propuso que les acompañara a Zaragoza para formar parte del grupo. Pero los condicionantes familiares de Valero (al parecer ya estaba casado) le hicieron quedarse. Sus hijas (Teodora, Ascensión, Gregoria y Pilar) nos contaban que Valero incluso ganó dos premios en el servicio militar gracias a sus dotes como cantante. Y también que inventaba jotas, que las improvisaba, dándose el caso en una ocasión, que estuvieron cantando toda una noche y no repitieron ninguna. También formó parte del coro que cantaba las auroras antes de la guerra. El tío Ricardo cree recordar que José Oto volvió en otra ocasión a Blesa con unos comediantes, algo muy posterior, cuando el cantante ya estaba en sus horas bajas.

Tampoco hay que dejar pasar por alto ninguna frase de la noticia. Evaristo escribe que durante las fiestas "no hemos tenido que lamentar el menor incidente, habiéndose preocupado el público solamente de divertirse... " y creemos saber porque lo dice. Corrían los tiempos de la Segunda República y esas procesiones por las calles estaban poco menos que prohibidas salvo en las fiestas patronales, y algún año habían sido fuente de conflictos, tema que también posponemos para otra publicación.

En cuanto a los juegos populares de las fiestas comprobamos la afluencia de corredores forasteros, que posiblemente debían hacer la ronda por muchas fiestas, seguros de conseguir aquí un pollo, allí otra cosa.

Una visita previa de Oto

Y ahora [2017] podemos añadir una actualización (gracias a la digitalización de prensa del Ministerio de Cultura), porque más de 14 años después de la primera noticia, hallo esta otra, de una ocasión previa a la antes narrada, en que José Oto estuvo a Blesa de mano de su mismo amigo, David Ruiz.

13 de marzo de 1934

La Voz de Aragón: diario gráfico independiente
(Año X Número 2608) Blesa (Teruel)

JOSÉ OTO

Escasos son los acontecimientos dignos de reseña periodística referentes a la vida local de este pueblo; por ello es por lo que hoy nos alegra sobremanera dar a conocer el que , por su importancia, merece la pena de relatarlo.

Se trata de una fiesta con que nuestro buen amigo y paisano don David Ruiz Nuez nos obsequió, conociendo nuestra afición a la Jota y por el gran entusiasmo que él también siente por nuestro canto regional.

El miércoles último, día 8 de los corrientes, a las seis de la tarde, se presentó acompañado del famoso jotero José Oto y otros tres amigos, y después de una suculenta cena el castizo y simpático Oto cantó varias jotas aragonesas, que llenaron de entusiasmo al numeroso público que ocupa los locales del Centro Republicano Radical y al que escuchaba desde la calle, siendo ovacionado.

Oto, tan famoso, baturro, noble y sencillo, nos ha ofrecido su amistad y nosotros, que la aceptamos sumamente complacidos, nos sentimos también grandemente honrados con ella. Nos ha ofrecido venir alguna otra vez con más tiempo.

Ahora, y para terminar, mi agradecimiento y un saludo de todos a Oto.

EL TIEMPO. - Después de los fríos intensos pasados, hace ahora excelente temperatura.

Que sea duradera es lo que hace falta.

- C.

Prensa histórica del Ministerio de cultura de España

Nuestro agracimiento a Rafael Castillejo por su álbum de recuerdos digital por recopilar y difundir fotografías tan valiosas (www.rafaelcastillejo.com)

Bibliografia

Este artículo se publicó en la revista El Hocino nº 8 (diciembre de 2002), pags. 9-10, editada por la Asociación cultural El Hocino (Blesa), pero sin la noticia de marzo de 1934.