Noticias para el recuerdo
Una peregrinación al Pilar (1938)

Sábado, 17 de septiembre de 1938

Heraldo de Aragón

La siguiente noticia no trata exactamente de una peregrinación vulgar y corriente. Tuvo lugar en el ocaso de la última guerra civil. A ella concurrieron, como puede leerse, varios pueblos de la redolada y tenía mucho más significado que el aparentemente religioso. Los peregrinos la realizaron, con mayor o menor sinceridad (eso quedará para siempre a su conciencia), para dar gracias por la "liberación" de sus pueblos. Lo que queda claro es la interpretación y utilización política del suceso, para mostrar al público una España claramente dirigida y cumplidora de sus más rancios tópicos.

 

Baltasar, el sacristán de comienzos del siglo XXEl jueves llegó a nuestra ciudad la peregrinación de Hoz de la Vieja y pueblos vecinos, en número de 250, procedentes de Hoz, Josa, Alcaine, Cortes de Aragón, Obón, Blesa y Muniesa, componentes todos de la romería tradicional que iba todos los años al renombrado santuario de la Virgen de Aliaga.

Todos estos peregrinos habían hecho el viaje a pie recorriendo un trayecto de 108 kilómetros en dos jornadas y media; la primera de la Hoz hasta Azuara, la segunda de Azuara a María, y la última desde este pueblo a nuestra ciudad. Tanto en Azuara como en María recibieron los peregrinos innumerables atenciones de aquellos vecindarios y nos complace publicar el encargo que nos hicieron de transmitir su testimonio de gratitud a las autoridades y habitantes de dichas localidades.

En la Puerta del Carmen esperaban a los peregrinos numerosos grupos y la Banda de música provincial que dio realce a la entrada de la peregrinación y al desfile de la misma por las principales calles de nuestra ciudad.

Llamó poderosamente la atención la compostura con que desfilaron los peregrinos que llevaban en cabeza una magnífica escuadra de gastadores de un gran Crucifijo y siete banderas nacionales y de Falange. Formando en las filas iban el alcalde La Hoz, don Félix Esteban con todo el Ayuntamiento y los jefes locales de Falange Española Tradicionalista y de las J.O.N.S. don Salvador Traín de Cortes, don José Roy y alcalde de Josa don José Ramón Rodrigo.
Después de la función religiosa, en el Santo Templo del Pilar, que resultó sumamente emocionante, donde pronunció una vibrante exhortación, mosén José Lafor, cura de La Hoz, los peregrinos se trasladaron corporativamente a las oficinas de la Junta Recaudatoria Civil, en las que hicieron entrega de un donativo para el Ejército consistente en 18 cahíces de trigo y algunos de cebada y avena, que trajeron en diferentes carros engalanados.

A última hora de la tarde tuvieron una piadosa y breve función en el altar del Santo Cristo Desamparado, del Noviciado de Santa Ana.

Felicitamos a los simpáticos peregrinos de la Hoz y pueblos comarcanos y especialmente a sus dignas autoridades, y a su celoso cura don José María Dafoz, organizador y alma de esta peregrinación tan piadosa como patriota.

 

Procesión, con el pendón y los faroles
Rosario Muniesa (la niña), Gloria Mercadal, María Serrano, Gloria, semioculta Angelina Martín, Natividad Allueva, Salvadora Cascajo. Hacia 1954
Foto de María Serrano.

Antes de comentar este artículo veamos tres vocablos que aparecen en el texto y que ya no son muy utilizados:
En primer lugar, los "gastadores" a que se hace referencia son soldados que antaño estaban encargados de franquear el paso en las marchas. Actualmente desfilan en la cabeza de su batallón y suelen emplearse como agentes de transmisión. [Enciclopedia Universal de Micronet]. Las J.O.N.S. (Juntas de Ofensiva Nacional-Sindicalista), un partido político (por decirlo así) que nació durante la II República, con planteamientos más radicales que la CEDA; dirigida por José Antonio Primo de Rivera, desde que se unieron al partido de Falange Española, que definitivamente logró reunir en torno a sí a los grupos de línea explícitamente fascista bajo las siglas de FE de las JONS.

Y por último, los 18 cahices de trigo, según el valor de esta medida para áridos (que en Aragón tiene ocho fanegas aragonesas), equivale a unos 140 kg. de trigo. [Vocabulario de las gentes de Blesa]. Esto hace que llevasen a Zaragoza más de 2.500 quilos de grano.
Este tipo de peregrinaciones fueron habituales en nuestro entorno. A medida que "la victoria" se extendía por Aragón, desde muchos pueblos se peregrinaba al templo del Pilar en Zaragoza. Nuestra comarca fue tomada sobre el 9 y 10 de marzo de 1938. Otros pueblos vecinos de nuestra cuenca también peregrinaron al Pilar, como Letux, Almonacid de la Cuba y Samper del Salz, que lo hicieron, en mayo de 1939 (en teoría para dar gracias por el fin de la guerra), cubriendo la distancia en dos jornadas. A ésta se sumaron gran parte de la población de estos pueblos, también con carros engalanados y mulas enjaezadas, y al frente, como en la relatada, iban las autoridades locales. A la puerta del Pilar los recibieron un canónigo y varios sacerdotes, entre los que se encontraba Rogelio Carod, que sería, si no era ya, el párroco de Blesa.

 

Arriba

Blesa, un lugar en el mundo

Última actualización: 6 de diciembre de 2001