Recuerdos de la llegada de la Virgen de Fátima (1948)

Indice

La visita de la Virgen de Fátima de 1948
¡Al fin llega a Blesa!
Claroscuros de una impresión perdurable
El nacimiento de esta historia
El itinerario de la estatua en la archidiócesis de Zaragoza

En 2008 se cumple el 60 aniversario de "la visita de la Virgen de Fátima" a España. Para los mayores esta "expresión" puede no causarles la impresión que choca a los lectores jóvenes, que inmediatamente preguntan: ¿Una visita de la Virgen? No, no hubo en nuestra comarca ni en España una visita celestial en 1948, pero tanto el lenguaje de la prensa de la época y la forma de decirlo nuestros mayores es literalmente ésta; y cuando lees y oyes algún testimonio da la impresión que es, realmente, el sentido que le quieren dar(1).

La visita de la Virgen de Fátima de 1948

Como introducción hay que saber que la Virgen de Fátima no es una aparición antigua sino contemporánea, que sucedió en el pueblo de Fátima en Portugal en 1917. Y para los que no conocieron aquellas décadas de posguerra, sólo recordar que España era en 1948 un país bastante sumido en la miseria causada por la guerra civil provocada por el fallido golpe militar contra el gobierno de la II República, que había terminado sólo nueve años antes. La dictadura militar posterior hizo de la represión política, la inculcación ideológica y el restablecimiento del Tradicionalismo, sus pilares, con una identificación de lo institucional y lo religioso.

En este clima se iniciaron por España una serie de "peregrinaciones" de varias tallas de la Virgen de Fátima por la geografía peninsular. Tanto el Régimen franquista como las autoridades eclesiásticas pretenden que el sentimiento religioso vuelva a ser como antes de ser puesto en duda, y para ello dan ocasiones en que se muestre el fervor religioso del pueblo. En ese contexto histórico, la sinceridad de estas demostraciones de fervor religioso puede ser cuestionada, ya que bien podían estar mediatizadas por la presión social (omnipresente en el caso de los lugares pequeños donde nadie es anónimo), y más cuando se entremezcla como una demostración pública de adhesión a los valores del Régimen salido de la guerra, que aún reprime y persigue a los "rojos".(2) Pero en los pueblos de la zona de la cuenca del río Aguasvivas, también podemos decir que quienes quedaron eran bastante sinceros, pues a su tradicional religiosidad se unió la lógica reacción a la conmoción que sufrieron en 1936, cuando, sin tratar de convencerles ni educarles, los anarquistas les quemaron sus símbolos y pisotearon sus creencias (aunque estos pensasen que les estaban liberando de una esclavitud sempiterna).

Presentamos aquí una instantánea, un relámpago en la vida de nuestros pueblos (un sólo día), pero también la huella de una forma de vivir y sentir de aquella maleable sociedad de posguerra. Sobre este suceso hemos recogido testimonios de habitantes del norte de la provincia de Teruel, así como las impresiones contadas en tiempo presente, que he hallado en la prensa de la época.(3)

Las comitivas que portaban esta imagen de la Virgen visitaron muchas provincias y pueblos en largos recorridos, y los habitantes de aquellos por los que no pasaban acudían a la localidad asignada donde "la virgen se detenía". A Zaragoza llegó el último día de mayo, y la crónica exuberante de tanto fervor se publicó el 1 de junio. Se puede intentar resumir el artículo: alocuciones del arzobispo en medio de un silencio sepulcral, aclamaciones, tribunas de autoridades, desfiles de adoradores subiendo al besamanos hasta las tres de la mañana, confesiones de fieles, misas desde las cuatro de la madrugada, comunión general a las seis, enfermos preparados ante el altar de la Virgen junto a Damas enfermeras... Una apoteosis religiosa, fervor y alabanzas aprovechados política y socialmente.(4)

Evidentemente, la fama de esta "llegada de la Virgen" antecedía a la misma, y por ello muchos (en Muniesa, Blesa, Huesa, Moyuela...) la esperaban con especial ansiedad y emoción. En la prensa católica, en El Noticiero, se puede seguir relativamente, el circuito de la Virgen, y leer los testimonios.(5)

A los pueblos del norte del Teruel y sur de Zaragoza llegó a finales de julio. Reproducimos por ser muy ilustrativa la llegada y marcha al pueblo de Muniesa.

Visita de la Virgen de Fátima(6)

En la noche del día 18 [de julio], sobre las nueve y media, hizo su entrada en este pueblo la imagen de la Santísima Virgen. Todo comentario es pequeño para describir los momentos de emoción y entusiasmo despertados en este cristianísimo pueblo para recibir dignamente a la Madre de Dios.

Entrando a Blesa con el paso.  Foto de Mariano Aragonés. Archivo El HocinoEl primero de los arcos lo encontramos ya a más de un kilómetro de la población, en el cruce de la línea de Utrillas y en él los ferroviarios saludaban y daban la bienvenida a la Virgen. Hasta este punto salió el pueblo, no en procesión porque no había medio de poder contener al vecindario, sino en masa y con un entusiasmo enorme. Hasta la iglesia fue llevada la sagrada imagen en hombros, primeramente por las autoridades y luego por los vecinos, que rivalizaban por quererla llevar.

Si todo el trayecto fue de mucha emoción, llegó al máximo al hacer parada frente al Ayuntamiento y Colegio de las Hermanas de Santa Ana, donde había levantado un precioso arco con derroche de luces artificiales, traca, disparo de cohetes, etc. Reposó la bendita imagen un momento y, seguidamente, terminó su itinerario en la iglesia parroquial, donde, a pesar de ser un templo amplísimo, no cabía toda la gente.

Hecho el silencio, después de colocar la imagen en un camarín preparado magistralmente, el capellán que acompaña a la Virgen dirigió al pueblo la palabra y, seguidamente, lo hizo el señor cura párroco don Andrés Estrada, alma de la organización. Acto seguido se hizo la consagración oficial del pueblo al Corazón de María por el señor alcalde y jefe comarcal del Movimiento, don José Lou. A continuación se dió la bendición con el Santísimo a los enfermos, algunos de ellos traídos de pueblos limítrofes, para implorar de la gran señora su gracia y mercedes.

A las doce de la noche, se celebró una solemnísima Hora Santa, y terminada ésta se establecieron turnos para rezar el santo Rosario, primero las mujeres y jóvenes y luego los hombres, durando estos rezos hasta las cinco de la mañana, hora en que se celebró una solemne misa con comunión general, pasando a tomar la Sagrada Forma la mayoría de los hombres mujeres y niños del pueblo.

Terminada la misa y con la misma animación, se sacó la santísima imagen de la Virgen de Fátima en procesión, dando la vuelta por todo el pueblo, en hombros también de las autoridades, siendo vitoreada y aplaudida sin cesar hasta llegar al lugar de despedida, constituyendo un momento de intensa emoción verla desaparecer en dirección al pueblo de Blesa y siendo escoltada, lo mismo que a su llegada, por una sección de ciclistas del Frente de Juventudes, perfectamente uniformados, al mando de Casimiro Labordeta.

Lou [El Corresponsal]

Aunque los testimonios publicados en El Noticiero tengan siempre el sesgo de su línea editorial, no sólo durante el periodo de la dictadura franquista, los testimonios orales nos hablan en este sentido, y nos aportan detalles que a veces no se recogían en los periódicos.

No pasó esta imagen por todas las localidades, y por algunas lo hacía sin detenerse, como ocurrió en Escucha(7) donde la noticia no deja lugar a dudas:

"minutos solamente permaneció entre nosotros nuestra Santísima Virgen, pero minutos éstos que resultaron de una profunda emoción, al contemplar en esta cuenca minera tan gratísima visita". "Ya en la tarde del 26, víspera de su llegada, era digno de admiración el vecindario..." .

¡Al fin llega a Blesa!

Tenemos la suerte de contar con la primera impresión de un niño blesino entonces, Desiderio Celma, que con 14 años se encontró con algo inesperado:

Era el curso de 1947-1948. Dos niños traviesos habíamos ido al Seminario. Al llegar las vacaciones nos encontramos con la sorpresa de que nos venía a visitar, Ntra. Sra. de Fátima. El pueblo estaba entusiasmado. Los días anteriores, se prepararon con predicaciones especiales y muchas confesiones.

A la localidad de Blesa llegó el 19 de julio. Acudieron los vecinos de localidades cercanas: Huesa del Común, Plou (probablemente Monforte, pues estaba su párroco.(8) Muchos esperaron a la Virgen. Quien pudo, inmortalizó este evento tan especial: el blesino Mariano Aragonés, que tenía cámara fotográfica, nos ha cedido algunas fotografías que realizó del paso de la virgen a la entrada al pueblo.

Momento de la entrada a Blesa del paso
A punto de entrar a Blesa con el paso. Fotografías de Mariano Aragonés

Nos cuentan cómo llegó una imagen en una camioneta. La comitiva venía conducida y protegida por la guardia armada. En las inmediaciones de Blesa montaron la imagen en un pedestal, en un paso, y así entraron a la localidad. Algunos mozos portaron el paso en procesión por todo el pueblo.

El vecino de Huesa del Común, Atanasio Sinués nos cuenta que muchos le cantaban y recuerda este canto:

La Virgen de Fátima viene en procesión
a dar su homenaje a nuestra nación.
Ave, ave, ave María.
Ave, ave, ave María.
Cuantos al infierno van sin remisión,
se salvará el mundo por mi corazón

No dejaban de cantarle este y otros cánticos.

Un detalle menor, pero que varias personas nos reseñan, es la impresión que les causaba que las palomas acompañaran al paso procesional. Atanasio nos cuenta que algunas ya venían con él desde otros pueblos, y que otras palomas de Blesa acudían; que "Echaron de comer a las palomas y luego se quedaron muchas con la peana y la acompañaban". "Algunas iban de un pueblo a otro con la Virgen". Debió de sentirse como un detalle un tanto divino que estos animales irracionales, asociados al Espíritu Santo, acompañasen a la inerte imagen.
Tres sacerdotes (al menos) estaban presentes, dirigiendo a sus feligreses: mosén Jesús López, de Huesa, mosén Juan, de Monforte y mosén Rogelio Carod, de Blesa.

Llegaron todos a la plaza Nueva donde, nos contaba Asunción Royo (D.E.P.), que le habían preparado un altar. Asunción, vestida con traje regional, le ofreció un ramo de flores. Allí, nos recuerda Desiderio que hubo una breve predicación y lectura por algún seglar. La asistencia fue total.

Fotografía del momento de la adoración a la Virgen de Fátima en Blesa (1948) Cedida por Desiderio Celma. Archivo fotográfico A.C.El HocinoSe terminó el acto con una Salve y a continuación se llevó la Virgen a la iglesia donde se celebró una misa en honor de esta imagen. No nos lo han contado, pero en la estupenda fotografía que nos ha cedido Desiderio se ve perfectamente como dos niñitos, vestidos de pastores están postrados ante la imagen reproduciendo la escena de su aparición en la localidad de Fátima.

Desiderio, hoy sacerdote, y entonces jovencito estudiante en el seminario, nos cuenta que se celebró la misa llamada de enfermos, la cual tuvo mucha asistencia, incluidos muchos enfermos. Después de la misa se daba la bendición con el Santísimo en la custodia a cada uno de ellos.
Tras ello se despidió a la Virgen y cada cual se fue a su casa.

Nos cuenta la mayoría que se marcharon aquella misma tarde (aunque algún testimonio dice que al día siguiente). La imagen y su comitiva partieron hacia otro pueblo. Quizá fue hacia Moyuela, pero si siguió ese camino no debió detenerse en él, pues hallamos en la prensa que la visita de la Virgen allí había tenido lugar el 19 de junio. No he tratado de reconstruir el itinerario de estas comitivas, porque se entremezclan y pueden faltar muchas crónicas en los periódicos (por ejemplo, por Alacón pasó el 23 de junio, y a pesar de su cercanía, por Lécera el 9 de julio).

Claroscuros de una impresión perdurable

Algunos blesinos y huesinos nos han transmitido que les quedó la impresión de que la comitiva se iba pronto. Y también es posible que algunos de los feligreses esperasen algo más magnífico que lo que realmente vieron llegar, que les mentalizasen para una impresión y, como alguno nos han contado, sufriera una decepción cuando llegó a Blesa una "furgonetica" con una plataforma y una pequeña imagen.

Otros nos han recordado que aquella "peregrinación", aparte del efecto propagandístico, tenía también vocación recaudatoria, que por ello hicieron lo posible por pasar por tantos pueblos y que incluso algunos pasajes del ave María se corrompieron para cantar por lo bajo que "la Virgen de Fátima vino en procesión a llevarse los cuartos de nuestra nación".

Si le parece impío el anterior verso, también se habrá de buscar un adjetivo igual de duro para el verso original al que simula, pues el de "... a dar su homenaje a nuestra nación" era igual de interesado; ninguno figura en los Ave de Fátima, de los que exponemos uno.(9)

Pero, qué duda cabe, que a pesar de ello, a la luz del recuerdo que dejó en tantas personas como hemos preguntado, la impresión más positiva debió de ser duradera.

Asunción y Miguel, de Blesa, nos cuentan que el sacerdote mosén Rogelio Carod bautizó ese año a algunos niños con el nombre de la Virgen, como a Miguel María de Fátima, que nació un poco más tarde.

Otras personas recuerdan detalles, incluso pequeños, de aquella visita, como el vecino de Muniesa Florencio Tomás, que me contaba que "cuando vino la Virgen de Fátima llevaban en la procesión unas velas de teda, no de cera", o sea, de madera, astilla que se quema. Aurora y Teresa nos contaban que el alguacil de Blesa, el tío Valero, disparó cohetes, y que había una aguja de recuerdo.

Desiderio nos cuenta que una de las cosas que más le impresionó en aquella época fueron los cambios que observó en algunas personas. En concreto, entre los enfermos que asistieron estaba la hija de una familia blesina, que tenía una deficiencia mental, y que normalmente permanecía sentada, que casi no podía andar ni apartarse las moscas. Desiderio ejercía entonces de monaguillo, y en los días posteriores al acontecimiento vio a la niña acudir a misa algunos días andando sola seguida por su madre. Aquello le dejó sorprendido, estaba admirado, y como muchos hechos de la niñez se le quedaron grabados. La familia marchó del pueblo al poco tiempo y no ha sabido más de ellos.

Otra crónica cercana a todos los pueblos serranos la hallamos cuando la Virgen fue a Segura de Baños:


El noticiero. 23 de julio de 1948.

Amaneció el día 18 de junio, y desde las primeras horas de la mañana, van llegando devotos de Salcedillo, Allueva, Anadón, Fonfría, Bea, El Colladico, Piedrahita y de otros más, llevando al frente las autoridades, todos con los mismos deseos de ver y adorar a la Virgen de Fátima. Las calles se ven animadas, hermosas como nunca y llenas de verdor; muchos arcos por donde ha de pasar la Virgen.

A las diez, suenan las campanas, llamando a todos; queremos prepararnos para recibir a la Madre y la mejor preparación es acompañar y recibir al hijo, teniendo lugar la misa solemnísima y una comunión como nunca se había visto pues se acercan a la mesa eucarística casi todos los del pueblo y la mayoría de los forasteros, a pesar de los kilómetros andados.

Es la hora de salir a esperar a la Virgen, las doce y media, y así lo anuncian los cohetes, petardos y músicas; grupos de ciclistas de todos los pueblos citados se adelantaban a darle la bienvenida. El coche-carroza asoma a lo lejos y los niños de las Escuelas, presididos por sus dignos maestros, agitan sus banderitas y prorrumpen en vivas y aplausos. Llega a las autoridades, que tras los saludos toman las andas de la imagen, y ahora son los mayores los que gritan, aplauden y lloran. Entre oleadas de entusiasmo, de vivas y cánticos, se llega a la Plaza Mayor, donde se ha levantado un hermoso altar, formado con pinos e imitando una cueva. Depositada por unos breves momentos, la niña Fina Nuez, le dió la bienvenida y, tras el canto de la Salve por cientos de gargantas, de nuevo estallan los vivas y el entusiasmo se desborda.

Ya en el templo parroquial fue colocada la sagrada imagen en un trono ardiente de luz y hermosura, haciendo la entrega de Ella el P. Misionero y recibiéndola, en nombre del pueblo, con emocionantes palabras, nuestro señor cura.

A las cuatro, invadidas las naves de la iglesia, el señor alcalde don Francisco Monterde, emocionado por el momento, leyó el acto de consagración del pueblo que fueron repitiendo todos.

A continuación tuvo lugar la bendición de los enfermos con el Santísimo por nuestro párroco, ayudado del de Lagueruela, y terminada la exposición y reserva, se inició el besamanos, y seguidamente la despedida, con gritos, vivas y aplausos.

Corresponsal

La imagen que realizó una de estas rondas por Aragón terminó su periplo en la en la iglesia del Corazón de María, en la avenida de Goya de Zaragoza, rodeada (anteriormente) de banderines, donde permanece actualmente como una de las pocas imágenes de dicha iglesia.

El nacimiento de esta historia

Estampa recuerdo de la visita de 1948.  Archivo Asociación El HocinoEl culto a María está muy extendido en España y en otros lugares, (aunque quizá demasiado a menudo esté muy enmascarado por una redenominación de su nombre, y dé la impresión de que algunas comunidades de creyentes adoran a su "virgen local", como si fuese una deidad al margen de María). Pero, sin duda, los anuncios de "esta aparición" tuvieron un gran impacto al margen de la posterior propaganda política, porque la aparición en Fátima fue especial, era una de las recientes, de las más documentadas y además, rodeadas de misterio.

Esta de Fátima ocurrió en 1917 en una aldea de Portugal; y según ha quedado registrado, tres pastorcillos, dos niñas y un niño, vieron y escucharon a una mujer de blanco que identificaron como la Virgen (la interlocutora era la mayor, Lucía; Jacinta también podía escuchar la voz de la Virgen, aunque Francisco sólo podía verla, por lo que las dos niñas fueron transmitiendo lo que les decía). Lo contaron, y a pesar de lo que se pudiera esperar, las apariciones siguieron teniendo lugar cada 13 de mes durante seis meses. La aparición les hizo recomendaciones: "Entre las recomendaciones, según los testimonios de los niños, la Virgen hizo hincapié en la importancia del rezo del rosario para la conversión de los pecadores y del mundo entero. La Virgen también habría pedido la construcción de una capilla en el lugar, capilla que fue el germen del actual santuario." "La "Señora del Rosario" (en alusión a aquel que siempre portaba la Virgen en sus manos durante las apariciones) prometió un milagro en sus apariciones de julio y septiembre, y así, el 13 de octubre, se dieron cita en el lugar cerca de setenta mil personas que fueron testigos de que "el Sol, pareciéndose un disco de plata, se le podía mirar sin dificultad alguna y giraba sobre sí mismo como si fuese una rueda de fuego, que fuera a precipitarse sobre la tierra". A partir de este momento lo que habían dicho los niños fue tomado muy en serio, y la capilla que la Virgen les pidió que erigieran se comenzó a construir en 1919."

"Según testimonio de los videntes, realizó varias profecías, recomendaciones y entregó tres mensajes conocidos como Los tres misterios de Fátima", lo que ha mantenido la atención mundial sobre esta aparición. "Se afirma que tres mensajes fueron entregados por la Virgen a Lucía, la mayor del grupo". "Estos misteriosos "secretos" que Lucía plasmó en unas prematuras memorias escritas entre 1941 y 1944, los cuales han sido motivo de no pocas teorías apocalípticas [...]. Los dos primeros "secretos" fueron desvelados al poco de ser transcritos por la religiosa: el primero hacía referencia a la premonición de la propia muerte de los hermanos Francisco y Jacinta, así como a la visión del infierno que la "Señora del Rosario" ofreció a los tres pastorcillos; y el segundo (teniendo en cuenta que fue predicho en 1917) hizo referencia a la llegada del comunismo a Rusia, las persecuciones que tuvieron lugar en este territorio contra la Iglesia, los sufrimientos del Papa y la Segunda Guerra Mundial". Otras fuentes afirman que "el segundo hablaba de cómo reconvertir el mundo a la cristiandad". El texto del tercer misterio se mantuvo en secreto por muchos años y sólo fue revelado por el Papa Juan Pablo II, el 26 de junio de 2000".

El tercero "mencionaba que "un obispo vestido de blanco [...] cae a tierra como muerto, bajo los disparos de arma de fuego", es decir, simplemente la premonición del atentado que el propio Juan Pablo II sufriera en 1981 a manos de Alí Agca (cabe destacar que el propio Pontífice entregó como presente a la Virgen, el 13 de mayo de 1982, la bala que le destrozó los intestinos en dicho atentado).(10)

Comprobamos, pues, que casi todas las revelaciones fueron, como siempre, predicciones que necesitaban interpretaciones (afirmaciones cuestionables de algo que podría ser predicho) y que se han ido ajustando a los hechos históricos. Pero eso aún no lo sabían los españoles de 1948, que tras años de calamidades recibían a la imagen como si fuera la mismísima aparición de María, la Virgen. Aquella fe y fervor ha hecho que Fátima se haya convertido definitivamente en uno de los lugares de peregrinación más importantes de la Iglesia Católica.

El itinerario de la estatua en la archidiócesis de Zaragoza

Gracias a los fondos documentales cedidos por la familia Martín Pérez de Blesa hemos podido leer finalmente las fechas y lugares de los itinerarios por donde llevaron a esta estátua de María.


Bibliografia

Este artículo se publicó en la revista El Hocino nº 21 (julio de 2008), pags. 7-14, editada por la Asociación cultural El Hocino (Blesa), con motivo del 60 aniversario de su "venida" a España.

Bibliografía

  • - Archivo Biblioteca Hemeroteca Municipal de Zaragoza (A.H.B.M.Z.) "El Noticiero".
  • - Biblioteca de Aragón. Diario "Heraldo de Aragón".
  • - Enciclopedia Universal Multimedia de Micronet (2003) y wikipedia (en Internet: es.wikipedia.org para la historia general de los hechos en Fátima.
  • - "Génesis y Teología del Cursillo de Cristiandad", cuya introducción "EL AMBIENTE DE LOS AÑOS 40" invitamos a leer en Internet en http://www.ramon.nom.es/cursillos.
  • - Movimiento sacerdotal mariano, sobre los cantos marianos. http://www.msm-es.org/htm/es/cenaculo/cantos.htm
  • - Boletín "Mi Parroquia", Zaragoza 30 de mayo de 1948. Cedido por la familia Martín Pérez, de Blesa

Fotografías

Archivo fotográfico de la Asociación Cultural El Hocino de Blesa cedidas por Mariano Aragonés, Desiderio Celma y Micaela Artigas.

Agradecimientos

Este recuerdo no tendría el mismo valor sin las impresiones y datos las personas que nos los cuentan, a los que debemos nuestro agradecimiento, por su amabilidad e información: a Atanasio Sinués, de Huesa, a Mariano Aragonés de Blesa y María de Huesa, a Asunción Royo y Miguel Simón de Blesa, a Florencio Tomás de Muniesa, a Aurora Muniesa y Teresa, a Desiderio Celma y a Dolores Sanz, de Blesa.

Notas

↑ 1.- Sorprende, pero lo escribían literalmente así: "Día de grandes emociones fue para este pueblo el que pasó entre nosotros la Virgen de Fátima" [...] "El escuadrón que recibió a la Virgen..." (!). Archivo Biblioteca Hemeroteca Municipal de Zaragoza (A.B.H.M.Z.) "El Noticiero" 30/7/1948.
"El día 23 de junio, ha vivido este pueblo un día de gran entusiasmo religioso con motivo de la llegada de la Santísima Virgen de Fátima" A.B.H.M.Z. "El Noticiero" 21/7/1948.
"...pueblo para recibir dignamente a la Madre de Dios." El Noticiero 21/07/1948. Escriben igual que si María hubiese llegado en carne mortal, pocos aluden a que es una estatua, una imagen.

En la web de la filmoteca de RTVE se expone este noticiero de NO-DO sobre la visita, que aunque está contado en portugués es un tesoro de las imágenes de propaganda que el régimen militar y católico quería hacer patente (10 minutos). Nos hace reflexionar sobre si fue una suerte o una desgracia que la cultura española no acogiese en su siglo la reforma protestante.

↑ 2.- A este respecto es transparente e ilustrativa la introducción del trabajo de monseñor José Ángel Saiz Meneses, titulado "Génesis y Teología del Cursillo de Cristiandad", cuya introducción "EL AMBIENTE DE LOS AÑOS 40" invitamos a leer en Internet en http://www.ramon.nom.es/cursillos/.

↑ 3.- En la prensa de la época esta "visita de la Virgen" fue tan abundantemente retratada como el Régimen político quiso. No deja mucho lugar a otras interpretaciones cómo el periódico Heraldo de Aragón, el 29 mayo de 1948, publicaba la propaganda, titulando: "La Virgen de Fátima en El Pardo". "La milagrosa imagen portuguesa de la virgen de Fátima fue trasladada en la festividad del Corpus a el Pardo, donde fue adorada y venerada por S. E. el Jefe del Estado y su familia y el pueblo en general". Al lado, la foto del Caudillo ante la virgen de Fátima.

↑ 4.- Biblioteca de Aragón. "Heraldo de Aragón" 1/6/1948.
También eran ilustrativas las instrucciones que daba "El Noticiero" en su comunicado de las autoridades del 29 de mayo para "ordenar" el recibimiento: "El público se estacionará de la siguiente forma: Paseo de Echegaray: clero y religiosos. Frente del Puente: el Ayuntamiento. Paseo de Caballero (Lonja): Frente de Juventudes. Jardincillos de la Lonja: Archicofradía del C. de María. Plaza de la Seo: niños y niñas. Plaza de las Catedrales: público en general. Se iniciará la procesión de diez en fondo, por este orden: cruces parroquiales, niños y niñas, señoras, caballeros, religiosos, seminario, clero, carroza, autoridades eclesiásticas y civiles. En el centro, banderas de A. C. guiones (?), niños y niñas de primera comunión...". (Parece organizado como un desfile castrense, por cuerpos y armas, sin lugar a la espontaneidad).

↑ 5.- La mayoría de las crónicas locales pueden encontrarse en el periódico "El Noticiero", y no en el Heraldo. Sólo cabe destacar una excepción, en el ejemplar del 2 de julio se publicó un pequeño recuadro de Fátima en Herrera de los Navarros.

↑ 6.- Archivo Biblioteca Hemeroteca Municipal de Zaragoza. "El Noticiero" 21/07/1948.

↑ 7.- A.B.H.M.Z. El Noticiero. 4 de agosto de 1948.

↑ 8.- Es probable que acudiesen monfortinos a Blesa, pero también consta que acudieron a otro pueblo. En la crónica de la visita de la imagen a Moyuela, el cronista dice que acudían "una enorme afluencia de forasteros de Loscos, Mezquita, Monforte, Plenas y Moneva". A.B.H.M.Z. "El Noticiero" 17 de julio de 1948.

↑ 9.- Sobre estos "ave" o himnos, se pueden encontrar varias a Fátima que tienen pequeñas variantes entre ellos.

Ave de Fátima
Ave, Ave, Ave María (bis)

El trece de mayo
la Virgen María
bajó de los cielos
a Cova de Iría.

A tres pastorcitos
la Madre de Dios
descubre el misterio
de su Corazón.

Vestida de blanco
más bella que el sol,
la Reina del cielo
así apareció.

Del cielo ha bajado
la Madre de Dios,
El Santo Rosario
rezar nos mandó.

El Santo Rosario
constantes rezad,
y la paz al mundo
el Señor dará.

Haced penitencia
haced oración,
por los pecadores
que imploran perdón.

Extraído de la página del Movimiento sacerdotal mariano.

↑ 10.- Extractado de la Enciclopedia Universal Multimedia de Micronet (2003) y wikipedia (en Internet: es.wikipedia.org).

En Heraldo de Aragón, el 30 de mayo de 1948, también explican un poco la historia de las apariciones de la Virgen y de los tres niños a los que se presentó (dos de los cuales ya habían muerto en 1948).